Esta publicación, hablo sobre explotar el conocimiento de la ubicación exacta de un diez o un as en el mazo. Entre las muchas formas en las que un jugador con ventaja puede saber cuándo se repartirá un as o un diez se incluye la exposición de la carta inferior al jugador que corta la baraja con habilidad. El jugador que corta la baraja coloca el as/diez a una profundidad conocida, lo que permite dirigir la carta buena al mejor jugador que espera recibirla. Esta estrategia plantea una pregunta: ¿qué pasa con las veces en las que la carta inferior no es ni un diez, ni un as? ¿Se deben desperdiciar esas rondas?

Esta publicación se debe a un astuto lector que me preguntó por correo electrónico si era realmente importante qué carta estuviera en la parte inferior de la baraja. En otras palabras, se preguntaba si se podrían explotar todas las cartas inferiores expuestas. Su pregunta me recordó a los juegos de ubicación de carta en bacará. El lector afirmaba que no conocía a nadie que lo hubiese hecho nunca. Yo tampoco. Por este motivo, la mayor parte de lo que escribo en esta publicación es pura especulación. Iré un poco más allá: aparte de los resultados matemáticos, esta publicación no es más que fantasía.

Como ejemplo de fantasía, supón que un jugador que corta la baraja hábilmente trabaja solo en un juego de una baraja (H17, DOA, BJ 6/5, H/A = 1,5832 %) y ve un cinco en la parte inferior de esta cuando se le ofrece el corte. Sin duda, puede sacar esa carta de la partida y mover microscópicamente la ventaja a su favor. Sin embargo, si al cortar el jugador con ventaja coloca ese cinco en una posición en la que se repartirá con seguridad, puede tener la oportunidad de apostar sabiendo que el crupier recibirá ese cinco como una de sus dos primeras cartas. En este caso, el jugador que corta tendrá una gran ventaja del 21,91 % frente a la casa en esa mano jugando con la estrategia básica. Por supuesto, si el jugador con ventaja recibe ese cinco como una de sus dos primeras cartas, obtendrá una desventaja similar (19,78 %). No obstante, el jugador puede apostar en consecuencia y realizar apuestas altas cuando sepa que el crupier obtendrá el cinco y apuestas bajas cuando sepa que el cinco será para él.

El ejemplo anterior del “cinco” se puede aplicar a cualquier carta de la baraja. Si el jugador con ventaja corta habilidosamente una carta expuesta de modo que siempre esté en juego, conocerá la ventaja cuando se vaya a repartir la carta. Si el jugador que corta tiene ventaja frente a la casa según la posición de esa carta, apuesta más; de lo contrario, apuesta menos.

Existen varios motivos por los que un jugador que corta hábilmente buscará el blackjack de una baraja, aunque la mayoría de los juegos tienen un pago de blackjack de 6 a 5. En primer lugar, el jugador con ventaja quiere un juego en el que se repartan el menor número posible de rondas entre mezclas; quiere tener la oportunidad de cortar tan a menudo como se pueda. Además, hay muchos más crupieres poco habilidosos que “interrumpen” en las mesas de 6/5 con una baraja y tienen procedimientos descuidados. Estos juegos no cuentan con demasiada supervisión. No se toman en serio. El jugador con ventaja sabe que la casa lo ve como a un jugador inofensivo. Aunque se le vigile de cerca por conteo de cartas, sus apuestas grandes no se relacionarán con el conteo real.

La siguiente tabla ofrece las ventajas para cada carta conocida el habitual juego de una baraja con las reglas: H17, DOA, BJ 6/5. Los porcentajes dados para el crupier asumen que el jugador con ventaja no utilizará una estrategia de hole cards (cartas de mano) cuando la carta conocida se convierta en la hole card (carta de mano) del crupier.

Ventaja de carta conocida
1D, H17, DOA, BJ 6/5, H/A = 1,5832 %

Carta conocida

jugador

Crupier

Óptima

Frecuencia

Neta

A

43,57 %

-39,70 %

43,57 %

7,692 %

3,35 %

2

-12,64 %

8,48 %

8,48 %

7,692 %

0,65 %

3

-14,55 %

12,08 %

12,08 %

7,692 %

0,93 %

4

-16,86 %

16,71 %

16,71 %

7,692 %

1,29 %

5

-19,78 %

21,91 %

21,91 %

7,692 %

1,69 %

6

-19,78 %

22,75 %

22,75 %

7,692 %

1,75 %

7

-17,73 %

13,05 %

13,05 %

7,692 %

1,00 %

8

-8,69 %

3,94 %

3,94 %

7,692 %

0,30 %

9

-0,98 %

-5,90 %

0,00 %

7,692 %

0,00 %

T

11,72 %

-18,48 %

11,72 %

30,769 %

3,61 %

 

 

 

 

Total:

14,57 %

Ten en cuenta que un nueve tiene un valor esperado negativo para el jugador con ventaja, sin importar su destino.

Mi estrategia imaginaria de ganar al blackjack de una baraja con una carta conocida es trivial. Corta siempre la carta conocida de modo que salga en el juego. Utiliza siempre la estrategia básica para una baraja. Si se va a repartir la carta conocida y el destino de la carta ofrece un valor esperado positivo para el jugador con ventaja, realiza una apuesta grande; de lo contrario, realiza una apuesta pequeña.

Por ejemplo, supongamos que el jugador con ventaja realiza una apuesta fija de 100 $, pero cuando va a repartirse la carta conocida en una posición que ofrece valor esperado positivo, apuesta 500 $. El jugador con ventaja no se desvía de la estrategia básica o intenta dirigir la carta conocida.

El jugador con ventaja realiza apuestas de 500 $ en las siguientes situaciones:

  • El jugador recibe T, A
  • El crupier recibe 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

El jugador con ventaja realiza apuestas de 100 $ en las siguientes situaciones:

  • El jugador recibe 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9
  • El crupier recibe 9, T, A

Con esta simple estrategia, el jugador con ventaja espera obtener 27,75 $ de beneficio cada vez que se va a repartir la carta conocida como carta inicial en su mano o en la mano del crupier. El jugador con ventaja apostará 500 $ en el 46,15 % de esas manos y 100 $ en el 53,85 % de las demás manos. Esta simple estrategia da al jugador una ventaja media del 9,68 % frente a la casa. Y, ¿quién sospecharía de él?

Es evidente que el jugador con ventaja puede hacerlo mucho mejor. Cualquiera de las siguientes indicaciones mejorará la capacidad de ganar dinero del jugador con ventaja:

  • Utiliza pequeñas variaciones de la estrategia básica para dirigir la carta conocida a la mano en la que tiene el mayor valor.
  • Cuando la carta conocida se convierta en la hole card (carta de mano) del crupier, utiliza la estrategia de las hole cards (cartas de mano).
  • Trabaja en equipo para dirigir la carta conocida.
  • Haz algo más.

El jugador que corta hábilmente también puede centrarse en juegos de dos y de seis barajas. No obstante, cuantas más barajas se utilicen, menos oportunidades tendrá este jugador de explotar la información de la carta conocida. En mi fantasía, el jugador con ventaja merodea por mesas de límite alto, una baraja y una proporción de pago de 6/5. Hace algunos años, no existían ese tipo de juegos. Ahora, esos juegos llegan la “Strip” de Las Vegas...

Este es mi consejo de seguridad del juego, y esta vez no fantaseo: los juegos de blackjack con pagos de 6/5 de una baraja suponen una de tus mayores desventajas. Tómatelos en serio.

Sobre el Autor
Por

Eliot Jacobson recibió su doctorado en Matemáticas de la University of Arizona en 1983. Eliot ha sido profesor de Matemáticas y de Ciencias de la Computación. Eliot se jubilo de la academia en 2009.

Articulos Relacionados
Fichas de Casino

Las Fichas de Casino

La Estrategia Básica de Blackjack para Ganar a la Casa

Estrategia Básica Blackjack

Manos de Blackjack: 3 Jugadas Clave

3 Manos de Blackjack

15 Estrategias para el Blackjack

15 estrategias para el Blackjack

Apuestas Secundarias o Side Bets en Blackjack

Side Bets en el Blackjack

Consejos para Ganar al Blackjack

Consejos para jugar bien al Blackjack

Las Razones por las que la Mayoría de Jugadores Pierden en el Blackjack

8 razones por las que se pierde al Blackjack

Apuestas Paralelas en Blackjack: La Apuesta 21+3

Apuestas en Blackjack

¿Por qué no hay que Contar Cartas en Blackjack?

Razones por las que no contar cartas en Blackjack

21 Blackjack

21 Blackjack, la Película