El blackjack ha sido un juego de casino popular durante siglos, y sigue teniendo una utilidad importante para los operadores en línea que ofrecen distintos juegos de blackjack en linea a su base de clientes.

Es un juego de cartas sencillo que tiene unas reglas muy básicas, razón por la que el blackjack es tan atractivo para los jugadores. La ruleta es un juego también popular, pero muy aleatorio cuando se trata de adivinar el número ganador entre 37 opciones o más.

Por el contrario, en el blackjack se trata solamente de jugar contra el croupier, e intentar conseguir mejores cartas que este. Tu mano no siempre ganará a la del croupier, pero con la estrategia correcta, puedes tener una buena oportunidad para ganar dinero cada vez que te sientes en una mesa de juego virtual.

CÓMO FUNCIONA EL BLACKJACK

• Accede  al programa del casino y el juego generalmente se cargará en pocos segundos. A continuación, tendrás que tener saldo de casino online para jugar, que en la mayoría de los operadoras es normalmente de al menos 10 €. En la mayoría de los casos hay bonos de bienvenida con el primer depósito que se reciben la primera vez que haces una transacción.   

• Una vez que tienes dinero en tu cuenta, estarás preparado para comenzar a jugar al blackjack. Tienes que decidir con qué cantidad de apuesta quieres jugar cada vez estar preparado para perder ese dinero varias veces. Con suerte, también conseguirás muchas manos ganadoras, aunque nunca hay nada seguro cuando se juega al blackjack

• Principalmente tienes que conseguir una mano de cartas con una puntuación total lo más cerca posible de 21. En algunas partidas, tendrás que conseguir 21 puntos exactos para ganar dinero, pero otras veces basta una puntuación menor para vencer al crupier.

• La mejor mano que se puede conseguir es el llamado "blackjack", que es un as junto con un 10, una sota, una dama o un rey. Esta mano suma una puntuación exacta de 21 y se paga a 3: 2, aunque solo se consigue de vez en cuando.

CÓMO CONSEGUIR VENTAJA A TU FAVOR EN EL BLACKJACK

Cuando juegas al blackjack, te enfrentas contra un casino que cuenta con una ventaja de la casa de aproximadamente el 0,5%, dependiendo del número de barajas que se utilicen y de los pagos que se ofrezcan.

En primer lugar tienes que aceptar que el blackjack es un juego de suerte más que de habilidad. Por lo tanto, habrá ocasiones en las que perderás dinero y otras en las que ganarás, sin importar lo grandes que sean tus habilidades.

Sin embargo, puedes tomar decisiones correctas que te ayudarán a ganar más que otros jugadores de la mesa. Cada vez que apuestas dinero contra el croupier, es importante calcular las probabilidades que tienes de conseguir una mano ganadora. Hacer esto reducirá el margen de la casa y te asegurará que ganas más dinero a largo plazo.

Las opciones de dividir la mano y doblar, te dan también la posibilidad de ganar tres veces tu apuesta en una ronda de cartas. Por esta razón, es importante saber cuándo dividir y cuándo doblar, así como cuándo pedir carta y cuándo plantarte con la mano de blackjack que tengas.  

CUÁNDO PEDIR MÁS CARTAS EN EL BLACKJACK

Para empezar, recibirás dos cartas. Podrás ver una de las cartas de la mano del croupier, que estará boca arriba, mientras que su segunda carta estará boca abajo. El no poder ver la segunda carta del croupier crea incertidumbre entre los jugadores, que en realidad tienen que apostar si su mano de blackjack puede vencer a la del croupier, conociendo solo una de las cartas de este. 

Hay algunas jugadas evidentes en las que no pedir otra carta; por ejemplo, cuando consigues "blackjack" a la primera, es decir, recibes un as y una carta con valor de 10. Por suerte en estos casos ni siquiera tienes que tomar una decisión, ya que el operador te pagará automáticamente 3: 2, así que consigues un buen premio sin tener que hacer nada. 

Es importante saber que cuando el crupier saca "blackjack", no tienes que pagarle 3: 2, lo que teda una ligera ventaja contra la casa.

Si no consigues "blackjack" con tus dos primeras cartas, entonces tienes que decidir si "pedir" o "plantarte". A veces, esta decisión es obvia, como cuando tienes una mano con un valor total de 19 o 20, pero con otras manos la decisión no está tan clara y todo depende de la carta visible que tiene el croupier.

En realidad, el hecho de que tengas una mano de cartas floja, por ejemplo un 8 y un 7, no significa automáticamente que vayas a perder la partida. Puede que el distribuidor tenga un 3 o un 4 y puede que acabe pasándose.

Como regla general, siempre hay que pedir una carta cuando la puntuación total de tu mano sea de entre 5 y 8. Con esta mano es imposible pasarse, sin importar la carta que te toque. 

CUÁNDO DOBLAR EN EL BLACKJACK

Doblar significa que tienes oportunidad de maximizar tus ganancias con un tipo de mano concreta. Si te dan una mano por un total de 12, ese no es el momento de intentar doblar tu dinero.

Sin embargo, si te reparten una mano con un valor total de 9, 10 u 11, no hay duda de que tienes una buena oportunidad para doblar. Utilizar esta estrategia depende en gran medida de la mano que tenga el croupier, aunque con una mano de 11 puntos deberías doblar siempre que el croupier no tenga un as. 

Si tienes un total de 10, tienes que doblar siempre que la carta del croupier no sea ni un 10 ni un as. Si tienes una mano de 9 puntos, deberías doblar siempre que el croupier tenga un 3, un 4, un 5 o un 6.

Cuando doblas con una mano de blackjack, lo que haces es doblar tu apuesta para esa partida en concreto y, por lo tanto, puedes ganar el doble. Sin embargo, de la misma manera también puedes perder el doble de tu apuesta. 

Sin embargo, con una mano por un valor total de 10 u 11, la ventaja a tu favor aumenta, siempre y cuando el croupier no tenga un 10 o un as en la carta destapada. Con esta mano, por lo tanto, tiene sentido doblar y arriesgar la posibilidad de conseguir ganancias mayores en esa partida en concreto. 

Hay que decir que doblar significa recibir solamente una carta extra. Puedes empezar con una mano de 11 y después de doblar recibir una carta que valga 3 puntos. De esa forma, te quedarías atascado en 14 puntos y tu única esperanza sería que el croupier se pase antes de llegar a 17. 

CUÁNDO DIVIDIR LAS CARTAS EN EL BLACKJACK

Si te dan dos cartas idénticas, por ejemplo dos ases o dos ochos, entonces tienes la oportunidad de dividir tus cartas, lo que en la práctica supone doblar tu apuesta original. En ese caso juegas dos manos con esas cartas, y el croupier dará una carta adicional para cada mano.

A diferencia de cuando doblas, si divides tus cartas puedes ganar las dos manos, ganar una sola mano o perder las dos manos. Todo depende de la puntuación final que sume cada mano y cómo queden en relación con la mano del croupier.

También cuando se trata de dividir las cartas, hay reglas de oro. Si tienes dos ases, entonces tienes que dividir con toda seguridad. La suma total de estas cartas es de 2, pero si las divides, tienes la posibilidad de sacar una carta de 10 y llevarte el blackjack.  

De igual manera, si tiene dos 10s, entonces está claro que no debes dividir tus cartas. Muchos jugadores dividen su mano cuando tienen dos dieces para conseguir dos manos ganadoras, pero los dos dieces te dan directamente una puntuación de 20, lo que es una buena oportunidad de ganar dinero. 

Si tienes dos ochos, entonces sin duda tienes que dividir, ya que una mano de 16 no es muy buena si la comparas con la posibilidad de conseguir dos manos más altas a partir de los ochos iniciales. Esto mismo sucede si tienes dos nueves, excepto si el croupier tiene un 7, un 10 o un as. En esos casos, es mejor plantarte con 18 y cruzar los dedos para tener suerte.

Si tienes dos sietes, tus posibilidades mejoran si divides la mano cuando el croupier tenga un 2, un 3, un 4, un 5, un 6 o un 7. Si el croupier tiene un 8 o una carta mayor, entonces es mejor que pidas otra carta. Si tienes dos seises, hay que aplicar una estrategia similar, aunque en este caso no hay que dividir cuando el croupier tenga 7.

CÓMO CONVERTIR UN AS EN UN UNO O UN ONCE

Este es un problema peliagudo que se plantea a los jugadores normales de blackjack. Naturalmente, una combinación de As+9 o As+8 significa que debes plantarte, ya que tienes una mano de 20 y 19 puntos respectivamente, una combinación que te da muchas oportunidades de ganar.  

Una combinación de As+7 es igualmente buena, aunque es mejor pedir carta si el croupier tiene un 9, un 10 o un as. No hay que olvidar que con esta combinación las posibilidades de sacar otro as, un 2 o un 3, son pequeñas, pero el valor de la mano puede ser también de 8, o que te da muchas oportunidades de mejorarla.

Articulos Relacionados
Jugar al Blackjack gratis y en español

Blackjack Online

Tabla de Blackjack

Ganar al Blackjack

Tapetes de Blackjack

En la mesa de black jack

Trucos del blackjack

Trucos y Trampas

El valor de las cartas de blackjack

Reglas del Blackjack

Cómo ganar al Blackjack con 10 métodos legales

Cómo ganar al Blackjack con 10 métodos legales

Conteo de cartas: no solo para Blackjack

Conteo de cartas: no solo para Blackjack

¿Cómo jugar un Soft 17 (17 suave) en el Blackjack?

¿Cómo jugar un Soft 17 (17 suave) en el Blackjack?

El futuro del edge sorting

El futuro del edge sorting

Edge Sorting: la carta más segura

Edge Sorting: la carta más segura