Una cosa es jugar al blackjack con ventaja. Otra cosa es disfrutar del juego sentado junto a James Grosjean.

Graduado de Harvard en matemática aplicada, hábil en programación informática y una mente astuta, que lo convierte en la peor pesadilla de todos los casinos, Grosjean se encuentra entre los más mejores jugadores del mundo y una leyenda viva del blackjack. Siempre juega con una ventaja considerable, se ríe de los contadores de cartas que son felices con el mísero margen del dos por ciento: «Son el equivalente de las salamandras y yo soy un humano completamente formado», me dijo una vez, se volvió progresista y un poco arrogante, y se emociona ante el hecho de que la ingeniería inversa parece ofrecer ofertas de casino inigualables. Empleando un software propio, escribe programas informáticos que juegan a los juegos y lo ayudan a descubrir cómo vencerlos. En última instancia, Grosjean derrota a las salas de juegos de una manera que pocos otros imaginan que sea posible.

Sin embargo, sus tácticas cotidianas generalmente implican formas avanzadas del hole-carding. Es decir, encontrar crupieres débiles que muestran de forma accidental las esquinas de las cartas ocultas. Él capta sus miradas a través de una vista excelente y una astuta ingeniería social. Después, saca el máximo provecho de lo que obtiene al comprender qué hacer con la información recopilada (a menudo parcial, ya que no siempre puede ver completamente las cartas).

A diferencia del conteo de cartas, que se reconoce fácilmente, dice Grosjean, el «hole-carding es difícil para los trabajadores del casino y para la policía. Por ese motivo, suelen ser reactivos», en lugar de buscar activamente a las personas que pudieran estar empleando esa técnica, «y hay muchas veces en las que veo las cartas del crupier y el casino no tiene ni idea de lo que está pasando. Eso hizo posible que mi equipo y yo ganásemos 225.000 $ en una sola noche, jugando al blackjack durante horas. Algunos de esos juegos nos proporcionaron 100.000 $ por hora».

Un domingo por la tarde en Atlantic City, tengo la oportunidad de ver al esbelto Grosjean, de cuarenta y tantos años en acción. Está a punto de aprovecharse de un crupier que él caracteriza como una «superestrella», lo que significa que alguien que manipula muy mal las cartas y las muestra de forma involuntaria. Sentado en la tercera base, el asiento más cercano a la mano derecha del crupier, Grosjean ve todas las cartas ocultas y las anuncia ante la mesa, siempre que estés familiarizado con el código verbal que usa. Incorporando palabras como Egg (para indicar que el crupier tiene 8), Top (as) y Girlfriend (reina) en un monólogo ambulante, Grosjean comunica la información de las cartas a los socios que apuestan casi máximo de la mesa (y se van con resultados de cinco cifras ) mientras que Grosjean con cautela gana 5 $ por mano y se ve como el consumado Low-Roller.

Su vista de lince convierten el blackjack en un juego que se puede derrotar con facilidad, pero está lejos de ser el único camino sacar provecho de los casinos. Grosjean dejó de jugar a algunos juegos (incluyendo juegos poco convencionales como Bacalette, un juego de cartas que se parecía un poco a la ruleta) y aprovechó intensamente otros. Lo que más le gusta es destruir los llamados juegos de carnaval, que están diseñados para ser muy simples. Estos incluían el Ultimate Texas Hold’em, Mississippi Stud y el paigow poker. No hace mucho tiempo, lo vi a él y a su equipo derrotar un juego de dados basado en cartas (en una jurisdicción donde los dados son ilegales en los casino y las cartas representan los seis lados de cada dado) tan sutilmente que los responsables del casino nunca supieron lo qué pasó o quién lo hizo. El casino renovó el procedimiento del crupier para impedir lo que estaba pasando. Grosjean se mostró confiado en superar la solución que habían establecido recientemente.

888poker

«Los casinos piensan que los que juegan a juegos divertidos son idiotas», me dice Grosjean, dejando claro que esto le viene como anillo al dedo. «Esos juegos la ventaja de la casa es muy alta, la gente rara vez gana grandes cantidades con ellos; y cuando ganan a lo grande, vuelven a perder el dinero. Los casinos no se tomaban en serio ese tipo de juegos», hasta que Grosjean comenzó a utilizar las matemáticas y la programación informática para adivinar estrategias y transformar esos juegos tan simples en sus cajeros automáticos personales. «Si ves todas las cartas ocultas en el poker de tres cartas, estás jugando con una ventaja del 30 por ciento. Si ves las cuatro cartas ocultas en el Caribbean Stud, tu ventaja es más del 60 por ciento. Había un juego llamado Match The Dealer. Hice las cuentas en ese y supe que podía jugarlo con una ventaja del 150 por ciento, pero desapareció antes de que tuviera la oportunidad».

Aunque la mayoría de nosotros consideramos que los casinos son lugares de alto riesgo donde es más probable disfrutar de la acción que de las ganancias, Grosjean no apuesta en busca de emociones. «Es posible que exista la manera de vencer a cualquier juego del casino», dice, dando la impresión de que la palabra cualquiera podría reemplazarse fácilmente con cada uno. «Es posible que sea necesario que el crupier haga algo mal, pero tienes que conocer la estrategia para implementarla y cómo obtener el dinero. Muchas máquinas barajadoras presentan vulnerabilidades. Si puedes apostar 10.000 $ en esa vulnerabilidad, incluso si no ocurre todas las veces, la rentabilidad tiene muy buena pinta. Si tienes una gran cuenta , un juego de mini-baccarat que se lleva a cabo una vez por cada dispensador es bastante bueno. Tienes un 9 por ciento de ventaja; por lo tanto, si apuestas 20.000 $ por una mano, ganas 1.800 $ por dispensador. No está nada mal».

Grosjean comenzó su carrera de «hole-carding» mientras asistía a la escuela de posgrado en Chicago. Inicialmente, era un estudiante con dificultades y cada vez más endeudado, y ganaba dinero extra a través del conteo de cartas de los juegos de blackjack en los casinos de los barcos. Entonces, una noche, vio a un comerciante que mostraba sin darse cuenta accidentalmente sus cartas ocultas. Lo identificó como una técnica de jugar con ventaja que el simple conteo de cartas, e ideó técnicas matemáticamente seguras para ganar cuando se obtiene información parcial sobre la denominación de una carta y, en poco tiempo, abandonó su deseada carrera en Wall Street por una en los casinos.

Demostró que fue un movimiento inteligente. Grosjean gana mucho dinero, ama su trabajo, no tiene jefe y la cantidad justa de fama, incluyendo un libro llamado «Beyond Counting» (Más allá del conteo) y una columna online, del mismo nombre, pero las fotografías recientes suyas son escasas y juega en un estilo que atrae poco el calor hasta que disfruta de unos considerables beneficios inesperados. Sin embargo, sería un error pensar que no ha trabajado duro para conseguir todo lo que tiene. «La gente tiene la impresión errónea de que llevar esta vida significa que estás de vacaciones todo el tiempo», dice Grosjean. «Pero en cierto sentido es todo lo contrario».

Destaca que la mayoría de los casinos permanecen abiertos las 24 horas, los 7 días de la semana, y que las oportunidades pueden ser muy breves. «¡Nunca tengo días libres!», continúa, explicando que está de viaje, jugando y derrotando juegos, o está ocupando analizando las posibles oportunidades. «Las personas que tienen más éxito en este negocio son las que trabajan más duro. Si alguien me llamara ahora y me dijera que hay una gran partida en alguna parte, es posible que estuviera subido en un avión en tres horas. Si hay una buena partida a las 5:00 de la mañana, será mejor que estés allí. Es posible que las mejores partida no se ajusten a tu horario, es posible que no estén en los sitios a los que te gustaría ir y es posible que tengas que hacer sacrificios. Hago esos sacrificios y siempre estoy de guardia”.

Teniendo en cuenta todo esto y perfectamente satisfecho con la forma en que las cosas se han desarrollado, Grosjean felizmente concluye: «Existe un punto en el que llego a ser esclavo del juego”.

Articulos Relacionados
Sobre los casinos online

Los casinos online

Lo que el casino de 888 te regala sin depósito

Casinos que regalan dinero sin depositar

Bonos gratis sin depósito en los casinos de España

Promociones de casino

El top 10 de los juegos de casino

Juegos de Casino

¿Texas Holdem o Blackjack?

¿A qué jugamos?

MasterCard Casino, una forma de pago ideal

¡Elige un MasterCard Casino, elige 888casino! ✔️ MasterCard es un sistema de pago cómodo, seguro y de gran aceptación internacional. ✔️ 

Casino con Neteller – Forma de Pago

Juega al Casino con Neteller

Mesa de Blackjack

Todo sobre las mesas de blackjack

Juega al Casino Online con la Visa

Tarjeta Visa

Casino, la película

Casino Película