Si un jugador decide que quiere ganar al casino justamente en el blackjack, el primer intento suele consistir en contar las cartas. Existen muchos motivos por los que los jugadores se obsesionan con este error, a lo cual contribuyen la cantidad de películas, libros y sitios web dedicados a este tema. Por otro lado, existe poca información disponible para indicarle al jugador que busque ventaja que está siguiendo la dirección incorrecta. El conteo de cartas en el Blackjack es complicado. Los posibles beneficios son pequeños. La cuenta necesaria para adquirir una tasa de ganancia simplemente modesta es enorme. Las oscilaciones pueden llegar a ser brutales. Si el contador de cartas consigue superar estos obstáculos en el blackjack, el siguiente paso consiste en librarse de los empleados del casino, que cuentan con una buena formación para detectar a jugadores como él.

En un mundo en el que existen importantes ventajas en los juegos de mesa, el conteo de cartas del blackjack ocupa el último puesto: la mayoría de jugadores aventajados profesionales lo tienen en cuenta en un punto intermedio entre la muerte y los impuestos. Si no fuera por los enormes máximos de mesa y las ventajas para los high rollers que ofrecen los casinos, en realidad no existirían auténticos contadores de cartas profesionales en el blackjack. Sin embargo, esto no implica que el conteo de cartas sea un arte que esté destinado a desaparecer. De hecho, es un arma extremadamente poderosa para la ventaja del jugador. Con un objetivo de juego adecuado, el conteo de cuartas puede ser una actividad especialmente lucrativa.

El conteo de cartas funciona en juegos en los que se reparten múltiples rondas cada vez que se barajan las cartas. El jugador con ventaja busca juegos genéricos o apuestas secundarias en las que haya cartas que son buenas para la casa y cartas que son buenas para el jugador. Justo después de barajar las cartas están equilibradas, de tal manera que existe, de base, una ventaja para la casa. Sin embargo, a medida que se reparten las cartas, el equilibrio relativo de cartas buenas y malas va cambiando, lo cual altera la ventaja de la casa con cada ronda. A veces este cambio es suficiente para desviar la ventaja hacia el lado del jugador. Ahí es cuando ataca el contador de cartas. Su sistema de conteo le permite identificar estas situaciones ventajosas. Armado con sus conocimientos, puede tomar la decisión de optar por una apuesta secundaria o de subir su apuesta en el juego principal.

Para comprender cómo funciona el conteo de cartas, me centraré en señalar su uso en el juego del blackjack. En este caso, las cartas que son buenas para la casa son el 2, 3, 4, 5 y 6 (las cartas bajas) y las cartas que son buenas para el jugador son T, J, Q, K y A (las cartas altas). Cuando cartas altas en abundancia, el jugador obtiene más blackjacks y recibe mejores cartas al doblar, mientras que el crupier del blackjack se pasará más a menudo al sacar en una mano muerta. Cuando hay cartas bajas en abundancia, el jugador obtiene menos blackjacks y recibe peores cartas, mientras que el crupier aprovechará mejor sus manos muertas. El secreto del conteo de cartas en el blackjack consiste en saber si en la baraja restante quedan más cartas altas (bueno para el jugador) o cartas bajas (bueno para la casa).

Para hacer un seguimiento de esta proporción de cartas altas y bajas se utiliza un sistema de conteo de cartas. El sistema que se utiliza más habitualmente para contar cartas en el blackjack se llama Hi-Lo. En este sistema, cada una de las cartas bajas (2, 3, 4, 5, y 6) reciben un valor de +1. Las cartas altas (T, J, Q, K y A) reciben el valor de -1. Por último, las cartas 7, 8 y 9 son neutras y reciben un valor de 0. Como puedes observar, el palo de la carta es irrelevante. De forma colectiva, me referiré a las cartas T, J, Q, o K con la letra “T”. La siguiente tabla proporciona un resumen del sistema de conteo de cartas Hi-Lo.

High-Low card counting system

Utilizaré la notación (-1,1,1,1,1,1,0,0,0,-1) para describir los valores de este sistema de conteo. Cada vez que utilice este tipo de notación, las cartas siempre estarán enumeradas en el orden A, 2, 3, 5, 6, 7, 8, 9, T. Una característica de este sistema es que el resultado de sumar los valores es cero (acuérdate de que las cartas T, J, Q y K tienen un valor de -1). Esto convierte al Hi-Lo en un sistema de conteo de cartas “equilibrado”. Los sistemas equilibrados se utilizan más frecuentemente para contar cartas, pero los no equilibrados también pueden resultar útiles.

Para “contar cartas” en el blackjack, el contador debe comenzar con una cuenta corriente de 0 y una baraja recién mezclada. A medida que se reparte o expone cada una de las cartas de la baraja, el contador toma su valor de 0, +1 o -1 y se lo suma o resta a la cuenta que está llevando. Esto proporciona una cuenta corriente (CC) actual.

Por ejemplo, imagínate que las primeras cartas que el crupier ha repartido son las siguientes: 2, 7, 9, T, T, A, 3, 5, 8, T. La siguiente tabla muestra los valores de carta y la cuenta corriente después de repartir cada carta:

card tags and the running count after each card is dealt

El contador de cartas suele ir un paso más allá y calcula la “cuenta real”. Para obtener la cuenta real (CR) divide la CC por el número de barajas (NB) que quedan por repartir. De la siguiente forma:

CR = CC / NB

Aquí tienes algunos ejemplos.

En un juego con seis barajas en el que se hayan repartido dos barajas a los jugadores, y la cuenta real sea CC = +12, el número de barajas que quedan por repartir es NB = 4. En este caso:

CC = 12 / 4 = 3.

Si la fracción no es un número entero, la convención indica que el número se redondee hacia abajo. Por lo tanto, si CC = 11 y NB = 2:

CC = 11 / 2 = 5.

Cuando la CC es negativa, la convención también indica que se redondee hacia abajo. Por lo tanto, si CC = -11 y NB = 2:

CC = -11 / 2 = -6.

Siempre que la CR sea superior a 1, el contador de cartas de blackjack tiene ventaja frente al casino. Cuanto más alta sea la cuenta real, mayor será la ventaja del contador. Si el contador sube sus apuestas con una cuenta positiva y baja sus apuestas con una cuenta negativa, le ganará a la casa. ¡Así de fácil! Por desgracia para el jugador con ventaja, el índice de ganancia del blackjack es extremadamente bajo. En una cuenta de 10.000 $ el ganador obtendrá probablemente unos beneficios previstos de 20 $ la hora.

Los mismos principios que generan la oportunidad de ganar en el blackjack se aplican a cualquier otro juego o apuesta secundaria en el que se produzcan múltiples rondas cada vez que se baraja. Ningún juego es invencible. El conteo es posible en todos los juegos con múltiples rondas. Pero es necesario desarrollar un nuevo sistema de conteo de cartas para cada juego; uno que se base en las cartas buenas y malas específicas del juego. Aquí tienes algunos ejemplos.

Piensa en la apuesta secundaria Dragon 7 de EZ bacará. Esta apuesta secundaria de bacará ofrece un pago de 40:1 si las tres cartas que suman siete de la banca ganan a la mano del jugador. De forma intuitiva, los ochos y los nueves naturales finalizan la mano antes de sacar una tercera carta. Por lo tanto, supone un beneficio para el jugador cuando los ochos y los nueves se sacan del mazo. Por otro lado, cuando la banca saca una tercera carta, las cartas de proyecto que probablemente sumen un total de siete para la banca son 4, 5, 6 o 7, lo que las convierte en buenas cartas. El sistema de conteo de cartas más apropiado para la apuesta Dragon 7 es el sistema equilibrado (0,0,0,-1,-1,-1,-1,2,2,0). El índice de ganancia para Dragon 7 que se utiliza para esta cuenta es poco más del doble del blackjack normal.

Otra apuesta que puede entenderse fácilmente y de forma intuitiva es la apuesta secundaria del blackjack Lucky Lucky. Esta apuesta supone una ganancia para el jugador si el total de las dos cartas del jugador y la carta abierta del crupier es 19, 20 o 21, con una bonificación para las manos 678 y 777. Los ases pueden tener un valor de 1 o de 11. Claramente, el 6, 7 y 8 son buenas cartas para el jugador. No solo contribuyen a crear las mejores manos ganadoras, sino que también producen el mayor número de manos ganadoras en combinación con otras cartas. Los ases también son buenos porque pueden tener dos valores distintos. Al mismo tiempo, las cartas con valor de 10 son demasiado altas, por lo que suelen generar manos que superan 21, mientras que el 2 y el 3 son demasiado bajas, lo que forma manos que tienen valores por debajo de 19. En otras palabras, las cartas malas son el 2, el 3 y el 10. El sistema de conteo de cartas que mejor se adapta a la apuesta secundaria Lucky Lucky es el sistema equilibrado (-1,1,1,0,0,-1,-2,-2,0,1). El índice de ganancia de conteo en Lucky Lucky está ligeramente por encima de cuatro veces más que el del blackjack normal.

Los sistemas de conteo de cartas no siempre tienen por qué asignar valores a las cartas por categoría. Por ejemplo, la apuesta secundaria Red Flex proporciona ganancias en función del número de cartas rojas que salen de forma consecutiva en la mano del crupier. Claramente, las cartas buenas son las rojas y las cartas malas son las negras. La cuenta es, por lo tanto, rojo = -1 y negro = +1. El índice de ganancia de conteo en Red Flex está ligeramente por encima de diez veces más que el del blackjack normal.

No todas las oportunidades de conteo de cartas son lucrativas. Tal y como Richard Munchkin se ha esforzado por señalar la apuesta secundaria de 21 + 3 es una de estas oportunidades. Esta apuesta proporciona ganancias al jugador si sus dos cartas y la carta abierta del crupier forman escalera, color, escalera de color o trío. No existe ningún sistema de conteo de cartas natural basado en cartas buenas y malas. Sin embargo, se pueden identificar situaciones mediante el conteo de cartas cuando el mazo restante tenga una gran cantidad de un palo concreto, lo que hace que sea más probable formar una mano de color. En este caso, el contador calcula la diferencia entre el palo más abundante y el menos abundante para su “cuenta corriente”. El índice de ganancia para contar 21 + 3 se encuentra ligeramente por debajo de la mitad del blackjack normal.

El conteo de cartas no es de “talla única”. Que la cuenta de dieces (0,1,1,1,1,1,1,1,1,-2) sirva para Lucky Ladies no quiere decir que ese mismo sistema funcione para Dragon 7 (donde las cartas buenas son 4, 5, 6, 7). El sistema debe coincidir con las cartas buenas y malas de la apuesta en la que se esté aplicando. De lo contrario, no sirve para nada y cualquiera que diga lo contrario miente .Una apuesta vulnerable exige un sistema de conteo de cartas que aborde sus debilidades específicas. Utiliza tu sentido común para pillar a los jugadores de pacotilla que van divulgando la tontería de que existe “un sistema único”.

De forma similar, existen algunos juegos en los que es posible contar cartas, pero en estos directamente no hay mucho que hacer, independientemente del empeño que le ponga el contador. La apuesta Tie de bacará y el bacará normal resultan juegos interesantes a destacar dentro de esta categoría. No se le pueden pedir peras al olmo. El Baccarat le dará unos beneficios al contador de aproximadamente una taza de café a la semana. La apuesta Tie puede que produzca algo más, pero sigue resultando un intento lamentable.

Una de las oportunidades de conteo más sorprendentes es la apuesta de parejas en bacará. Para realizar esta apuesta es necesario un nivel extremo de agudeza mental, a menos que estés en Macao, en cuyo caso puedes directamente utilizar una aplicación de móvil. La apuesta de parejas te proporciona aproximadamente el mismo índice de ganancia que un buen juego de conteo de cartas del blackjack. En Macao, donde los límites son bastante altos, la apuesta de parejas se ha convertido en un auténtico problema de seguridad del juego.

Los índices de ganancia para algunas de estas oportunidades de conteo de cartas no tradicionales pueden ser extraordinarios. Por ejemplo, la apuesta “Slingo Bono Bet 21” puede proporcionar a un grupo de cinco contadores una ganancia de 8.000 $ por cada 100 manos, con apuestas de 100 $ (échale un vistazo a esta publicación). En bacará, un equipo de cinco contadores puede ganar hasta casi 4.000 $ con la apuesta secundaria Super Pay Egalite por cada 100 manos, con apuestas de 100 $. 

Si quieres aprender más sobre cómo he desarrollado mis análisis de conteo de cartas. Está un poco cargado de fórmulas matemáticas, pero merece la pena si de verdad quieres entrar en detalles. Si tienes interés en los índices de ganancia de conteo de cartas de toda la gama de juegos que he analizado.

Es posible contar cartas en todos los juegos en los que se repartan múltiples rondas cada vez que se baraja. Esto incluye millones de variantes del blackjack, incluidos los juegos de Spanish 21 y Blackjack Switch. Algunos de estos juegos son más susceptibles al conteo de cartas que el blackjack normal, como, por ejemplo, Triple Attack Blackjack. Otros son más seguros, como, por ejemplo Super Fun 21. Sin embargo, la mayoría de jugadores con ventaja no están más interesados en estos juegos que en el conteo de cartas del blackjack normal.

Como muchos jugadores nuevos que aspiran a ganar, yo también creí en el conteo de cartas cuando comencé a jugar al blackjack normal. Hoy, el conteo de cartas se ha convertido en un esfuerzo oportunista. Hay equipos en todo el mundo que juegan contra la apuesta Dragon 7. Hace poco un jugador me confesó que lleva detrás de la apuesta Red Flex durante años. Los contadores de cartas han demolido la apuesta Slingo en múltiples casinos distintos. Los jugadores utilizan teléfonos para darle una paliza a la apuesta de parejas. Lucky Ladies sigue siendo un objetivo principal. Y la lista continúa. Aunque es cierto que los gestores del casino no deberían preocuparse por las apuestas más pequeñas (p. ej., 21 + 3, Royal Match, Bet the Set), realmente no todo son apuestas pequeñas.

Independientemente de los juegos que ofrezcas en el casino, la clave consiste en educarse. El conocimiento es poder. Solamente puedes aprender acerca de un tema si la información está disponible y la buscas de forma activa. He puesto a tu disposición esta información en este blog. Conoces el juego. Conoces las apuestas secundarias. El siguiente paso depende de ti.

Sobre el Autor
Por

Eliot Jacobson recibió su doctorado en Matemáticas de la University of Arizona en 1983. Eliot ha sido profesor de Matemáticas y de Ciencias de la Computación. Eliot se jubilo de la academia en 2009.

Articulos Relacionados
Jugar al Blackjack gratis y en español

Blackjack Online

Tabla de Blackjack

Ganar al Blackjack

Tapetes de Blackjack

En la mesa de black jack

Trucos del blackjack

Trucos y Trampas

El valor de las cartas de blackjack

Reglas del Blackjack

Cómo ganar al Blackjack con 10 métodos legales

Cómo ganar al Blackjack con 10 métodos legales

Conteo de cartas: no solo para Blackjack

Conteo de cartas: no solo para Blackjack

¿Cómo jugar un Soft 17 (17 suave) en el Blackjack?

¿Cómo jugar un Soft 17 (17 suave) en el Blackjack?

El futuro del edge sorting

El futuro del edge sorting

Edge Sorting: la carta más segura

Edge Sorting: la carta más segura