Aviso: Todos los consejos dados en este artículo tienen un carácter meramente informativo basado en bibliografía sobre juegos de azar. Sin embargo ninguno de estos consejos garantiza ni es un elemento determinante para el éxito en la actividad del juego analizado. En nuestro blog tratamos tematicas relacionadas con el mundo de los juegos y los contenidos son informativos y no significa que tengamos disponible el juego, producto, utensilio, accesorio, etcétera…del que habla el articulo.

A la hora de jugar en un casino online, el blackjack online es uno de los juegos de mesa disponibles más populares. Muchos clientes disfrutan de participar en un juego de cartas que es fácil de entender, y es un juego que te permite aprender a como jugar al blackjack contando cartas contra el croupier.

Básicamente, tienes que elegir una apuesta para jugar con la que te sientas cómodo. Después el croupier te da dos cartas, y el objetivo del juego es conseguir una mano que gane a la mano del crupier. Es posible jugar al blackjack contando 

La dificultad estriba en que tienes que conseguir una mano ganadora sin saber qué puntuación total acabará consiguiendo la mano del croupier. Solo puedes ver la primera carta del distribuidor; las cartas restantes de la mano del croupier solo se repartirán una vez que tú hayas acabado de apostar y de recibir tus cartas.

ENTENDER LA VENTAJA DE LA CASA

  • Cuanto más sepas de un juego de casino, más posibilidades de jugar dinero tendrás. Cuando se trata de jugar al blackjack, tienes que comprender el juego, lo que supone también comprender la ventaja de la casa y los posibles trucos para jugar al blackjack a tener en cuenta.
  •  Muchos clientes caen en la trampa de pensar que tiene un 50% de posibilidades de jugar cuando juegan al blackjack en línea. Si bien con este juego en concreto, las posibilidades de jugar al blackjack son muy buenas, la casa juega con la ventaja que le da que sea el croupier el último que juega sus cartas. 
  • Si juegas al blackjack y te pasas (tu mano se pasa de 21), entonces pierdes tu apuesta, independientemente de que el croupier se pase o no. Aunque el croupier sigue teniendo que respetar las reglas del juego y repartirse cartas hasta que su mano sume un total de al menos 17 puntos, si su mano se pasa, tú ya habrás perdido tu dinero al pasarte también.

Por este motivo, al jugar al blackjack, hay estrategias optimas que se pueden aplicar para maximizar tus beneficios potenciales, pero no debes olvidar que siempre habrá días en que pierdas, ya que tus posibilidades de jugar al blackjack sin contar cartas en todas las partidas son siempre un poco más bajas del 50%...

Una mano de blackjack

ELABORAR UN PLAN DE APUESTAS

  • ¿Cuánto está dispuesto a jugarte hoy en el blackjack? Puede que estés dispuesto a  depositar 20 € para ver cómo te va contra el croupier. Esa sería una cantidad razonable de dinero.
  • Con un saldo de 20 €, tienes que decidir cómo te lo vas a jugar en la mesa de blackjack. ¿Apostarás 1 € cada vez para hacer que te dure el dinero, aunque acabes perdiéndolo al finalizar la sesión? ¿O quieres utilizar una táctica más arriesgada y apostar 2 € o incluso 5 € en cada partida, con la posibilidad de conseguir ganancias mayores?
  • Si eres un principiante del blackjack, te recomendamos comenzar con el mínimo más bajo posible, que suele ser alrededor de € 1 por apuesta. De esta manera, probar este juego de cartas tan popular no te hará jugar o perder mucho dinero y podrás disfrutar de una experiencia agradable.
  • Si sólo estás dispuesto a perder un máximo de 20 € en la mesa de blackjack, entonces es mejor que abandones la mesa cuando tu saldo llegue a cero. Sin embargo, si estás ganando, también tienes que pensar si quieres acabar con alguna ganancia. Si logras pasar de 20 € a 40 € en una sesión, ese puede ser un buen momento para cobrar tu dinero y marcharte. 

PEDIR Y PLANTARSE EN EL MOMENTO ADECUADO

Muchos jugadores de blackjack cometen errores tontos cuando juegan online, lo que da a la casa una ventaja mucho mayor de lo necesario. Es importante evitar estos errores en la medida de lo posible.

El mayor error que cometen los jugadores de blackjack aficionados es volverse demasiado codiciosos con la mano que les ha tocado. Pueden tener un rey y un 7, lo que suma un total de 17. Bajo ninguna circunstancia hay que pedir otra carta cuando se tiene una mano de 17, incluso aunque creas que un as, un 2, un 3 o un 4 te ayudarían a conseguir una mano mejor.

Esto se debe a que el riesgo no merece la pena si se tiene en cuenta la recompensa. Para empezar, una carta con un valor de 5 o más eliminará completamente tu mano, y además, no sabes qué jugada acabará sacando el croupier.

Lo mismo se aplica a la hora de jugar con manos bajas en la mesa de blackjack. Tus posibilidades pueden ser menores, pero se puede jugar con un total de tan solo 12 si el distribuidor acaba pasándose, algo que sucede más a menudo de lo que pueda parecer.

Muchos jugadores tienen miedo de plantarse con una mano de pocos puntos, porque creen que no puede jugar a la mano del crupier si no tienen 19 o más. Aunque el objetivo del juego es acercárselo más posible a 21, las ganancias son las mismas si ganas con 20 que si ganas con 14.

Una mano ganadora de blackjack

¡FÍJATE TAMBIÉN EN LAS CARTAS DEL CROUPIER!

Cuando se trata de competir contra el croupier, no solo hay que tener en cuenta el valor de la mano propia. También hay que tener en cuenta lo que puede tener el croupier a partir de su primera carta y ser capaz de calcular si esta les da una buena oportunidad de garantizar una buena mano de cartas.

Hay algunas primeras cartas que es evidente que no te interesa que el croupier tenga: 10, sota, reina y rey tienen todas un valor de 10 y no son una buena opción. Lo mismo sucede con el as, que dará al croupier un blackjack si la segunda carta tiene un valor de 10 como las que hemos nombrado.

Sin embargo, si el croupier tiene un 2 o un 3, entonces su posición es mucho más débil, y es más probable que saque una mano con un total bajo, o que se pase, ya que tiene que seguir repartiéndose cartas hasta que lleguen por lo menos a 17.

De hecho, es muy importante recordar que el croupier no decide nada cuando se trata de  blackjack. Tú puedes decidir cuándo pedir carta, cuándo plantarte, cuándo dividir y cuándo doblar. El croupier solo puede obedecer las reglas de la casa, que le obliga a repartirse una carta siempre que su total sea de 16 o menos.

Cuando la mano del croupier suma 17 o más, entonces tiene la obligación de plantarse. Si tú tienes 18 y el croupier llega a 17, tú ganas la partida, aunque el croupier hubiera sacado un cuatro o menos si hubiera seguido repartiendo.

CÓMO TOMAR LAS DECISIONES CORRECTAS

Cuando se juega al blackjack, no hay que dejarse llevar por la codicia. En la mayoría de las ocasiones, una mano de cartas solo te permitirá doblar tu dinero. Las excepciones se dan cuando consigues blackjack (que se paga normalmente 3 a 2) o cuando divides o doblas.

Sin embargo, cuando divides o doblas no haces más que arriesgar más dinero para conseguir el mismo pago de 1:1, en lugar de aumentar las probabilidades de jugar al blackjack a tu favor.

Si sacas "blackjack" a la primera, entonces no tienes que decidir nada, ya que la casa simplemente te pagará la jugada 3:1 y podrás empezar a jugar la siguiente partida.

Si no sacas "blackjack", entonces tendrás que tomar una decisión, ¡aunque el total de tus dos cartas sea de 20! Si el valor de tu mano está entre 17 y 20, siempre tienes que plantarte y no pedir más cartas. Está matemáticamente demostrado que si pides otra carta teniendo una mano de 17, acabarás perdiendo dinero, por muy fuerte que sea la tentación de intentar acercarte un poco más a la cifra mágica de 21.

Si el valor de tu mano está por debajo de 17, la cosa se pone más interesante, y tu decisión dependerá en gran medida de lo que tenga el croupier. Si tienes una mano de cartas por un valor de 16, entonces tendrás que plantarte si el croupier tiene un 2, un 3, un 4, un 5 o un 6. La razón de esta recomendación es que si el croupier saca un 10 con cualquiera de esas cartas, entonces estará obligado a repartirse una carta extra de acuerdo con las reglas, lo que hace posible que se pase.

Si tienes 16 y el croupier tiene 7 o más, entonces tienes que pedir carta. Esta estrategia puede parecer imprudente, pero si te plantas con 16 y el croupier saca un 10, entonces perderás. Lo mismos sucede si tienes una mano de 13, 14 o 15.

A muchos jugadores de blackjack no les gusta recibir una mano de 12, porque eso significa que pueden pasarse si sacan después un 10. Al ser esto probable, en el caso de que el croupier tenga un 4, un 5 o un 6, es conveniente plantarse. Puede parecer extraño, pero en este caso tienes más oportunidades de jugar contra la casa si te plantas que si pides otra carta.

CUÁNDO DOBLAR Y CUÁNDO DIVIDIR

Si doblas, puedes duplicar su apuesta y pedir una carta extra. Ten en cuenta que aunque el valor de tu mano sea bajo, no podrás seguir pidiendo cartas. Por lo tanto, sólo hay que doblar cuando tengas un total de 9, 10 u 11.

Dividir te permite jugar con dos manos, pero solo está permitido cuando tienes dos cartas iguales, como por ejemplo dos sietes. Sin embargo, nunca hay que dividir una mano con dos dieces, ya que estos suman un valor total de 20 puntos, una mano con muchas probabilidades de vencer al croupier.

 
Articulos Relacionados
Blackjack contra Dados: ¿cuál es el mejor juego?

Dados contra Blackjack

Las mejores estrategias para el jugador de blackjack

Estrategias de blackjack

Las reglas de blackjack para ser el mejor de la mesa

Las reglas del blackjack

El seguro en Blackjack: qué es y cuándo tomarlo

Seguro en el Blackjack

El simulador de Blackjack: el mejor amigo del jugador

Simulador online de Blackjack

MIT blackjack team: un equipo de leyenda

MIT Blackajck Team

CS-GO blackjack: el juego con skins

El CS-GO blackjack

Todo lo que hay que saber para convertirse en croupier de blackjack

Cómo ser un croupier

Jugar al blackjack en Red Dead Redemption 2

Blackjack en Red Dead Redemption

El blackjack más allá de las cartas: tópicos relacionados

Tópicos con blackjack