• Antes de decantarnos por realizar una u otra jugada de blackjack, conviene conocer bien sus reglas básicas.  
  • El término inglés split significa dividir, separar.
  • En el contexto del blackjack, un split consiste en dividir dos cartas iguales para jugarlas en manos diferentes. 
  • Dependiendo de la pareja de cartas iguales que hayamos recibido, conviene o no realizar un split. 
  • Existen distintas estrategias para llevar a cabo un split en blackjack. 

Contenido:

No cabe duda de que el blackjack ha estado siempre en el top 10 de juegos de casino más populares y, aún hoy, en plena era digital, su fama no para de crecer. Actualmente, el blackjack online es un imprescindible en cualquier casino online del mundo.

A diferencia de lo que ocurre con las tragaperras online, donde el factor suerte es absolutamente determinante, en el blackjack, aun siendo como es un juego de azar, el componente estratégico resulta crucial. Por ello vamos a analizar en profundidad una de sus jugadas estrella: el split. 

Reglas básicas del blackjack

Como hemos mencionado, este artículo girará en torno a la jugada conocida como split, pero antes de entrar en materia vamos a definir brevemente cuáles son las reglas básicas y cómo se juega al blackjack. 

Bien, el blackjack es un juego de casino que se practica con una baraja de 52 cartas inglesas. A este juego también se lo conoce como 21. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla: la regla de oro del blackjack es que los jugadores han de sumar con sus cartas un valor lo más cercano posible o igual a 21. Siempre, eso sí, sin pasarse. 

Los jugadores no juegan entre sí, sino contra el crupier, tratando en todo momento de lograr una mejor mano que este. El valor de las cartas es el siguiente; el As valdrá o bien 1 o bien 11 (el valor más bajo y el valor más alto), la figuras valdrán 10 y las cartas numéricas valor que indique sus números. La mejor de las combinaciones ganadores es la que suma 21 con tan sólo dos cartas, es decir; un As y una carta con valor de 10. Esta jugada lleva el nombre del propio juego: Blackjack. 

El blackjack admite hasta 7 jugadores y a cada uno de ellos les corresponderá una “casilla”, señalada sobre el tapete, donde colocarán sus respectivas apuestas. Dichas apuestas iniciales se realizan antes de recibir las 2 cartas de inicio de cada mano. 

Ganar, empatar o perder

Como ya hemos dicho, la mejor mano posible del blackjack es la combinación que suma 21; un as y otra carta con valor de 10. No hay mejor mano que esta pero puede darse la situación de que tanto el jugador como el crupier hagan blackjack: en ese caso se producirá un empate. Si se da un empate entre la banca y el jugador, este recibirá de vuelta su apuesta de inicio. Si el jugador pierde la mano, pierde el dinero de su apuesta.

Jugadas posibles en el blackjack

Durante una partida de blackjack, los jugadores tendrán que ir tomando algunas decisiones en función de las cartas que reciban y, en algunos casos, de la modalidad a la que estén jugando.

  • Pedir carta: con la finalidad de mejorar su mano, el jugador puede pedir cartas extra, siempre de una en una y sin que el valor de la mano supere a 21.
  • Plantarse: si el valor de la mano del jugador es 21 o inferior, tiene la opción de plantarse; de esa manera no correrá el riesgo de superar 21. 
  • Doblar: esta maniobra consiste en añadir una segunda apuesta a la apuesta original. Si el jugador decide doblar sólo recibirá una carta adicional en cada mano. 
  • Rendirse: si así lo cree conveniente, el jugador podrá renunciar a la mitad de la apuesta y rendirse.
  • Split (dividir): esta opción es la que nos ocupa en este artículo. Sigue leyendo y te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el split en Blackjack.

¿Qué es un split en blackjack?

El término inglés split significa separar, dividir. En el contexto del juego del blackjack, cuando usamos la palabra split nos referimos al hecho de separar parejas de cartas iguales. Es decir, cuando, tras el reparto, disponemos de dos cartas similares, podemos optar por dividirlas y jugarlas en dos manos distintas. Y apostar en ambas. 

Las opciones de realizar un split no serán demasiado frecuentes; algunos estudios calculan que la probabilidad aproximada de obtener una pareja de ases o nueves en las dos cartas de inicio gira en torno al 0’5%. La probabilidad de conseguir una pareja de cartas con valor de 10 estaría en torno al 9,5%. 

Cuando el jugador tiene la determinación de hacer un split, debe asegurarse de realizar, en ese mismo turno, una segunda apuesta con el mismo valor que la apuesta inicial. Las dos cartas iguales que se pretendan dividir pasarán a funcionar, cada una de ellas, como la primera de las dos nuevas manos que se jugarán independientemente. En el caso de que alguna de estas nuevas manos se conviertan a su vez en un par, el jugador puede decidir volver a dividir, creando una tercera mano y multiplicando por tres su apuesta. 

Lo normal es que, en una mano dividida, se permitan las acciones de doblar o pedir. La única excepción que se prevé es cuando el split se haya hecho con una pareja de ases. En determinadas situaciones, si se logra un blackjack con una mano separada, este se valorará como un 21 simple, pero no como un blackjack. 

split en blackjack

Ejemplo de split en blackjack

Vamos a suponer que hemos realizado una apuesta inicial de 1 euro. En el reparto recibimos dos cartas con valor de 6 (por ejemplo un 6 de diamantes y un 6 de corazones). Tenemos, por tanto, una pareja de valor similar y decidimos separar; apostaremos entonces 1 euro más. Como hemos advertido, el split significa que jugaremos estas cartas por separado, en dos manos y rondas sucesivas. 

Pero una de las claves es, ¿cuándo debemos dividir?, ¿es conveniente siempre? Si buscas información en internet a partir del término inglés split, es probable que te encuentres con titulares como when to split in blackjack o blackjack, when to split; es decir, en español, “cuándo dividir en blackjack”. Bien, estos puntos los aclararemos en las secciones siguientes pero podemos adelantar que no siempre es recomendable. Dependerá de qué tipo de parejas hayamos recibido; a veces jugar una sola mano puede ser la mejor de las estrategias. Otras veces, dividir será una gran oportunidad de convertir una mano débil en una buena mano. 

split en blackjack

Cuándo hacer un split en blackjack

Existen, esencialmente, dos contextos donde conviene llevar a cabo un split. 

  • Puede que la pareja en cuestión no sume una buena mano y, por tanto, la separamos para mejorar nuestras posibilidades. 
  • En el caso de que sea el crupier quien no tenga la mejor de las manos, puede ser interesante realizar un split y tensionar así el juego. 

Recomendamos hacer un split cuando

  • Tenemos ases: si en el reparto obtenemos dos ases, siempre será conveniente dividir. Si no las separamos, las cartas sumarán 12 o 2, valores insignificantes. Sin embargo, si hacemos un split, una de las cartas tendría un valor de 11 y será fácil que la suma total mejore sin pasarnos de 21. 
  • Tenemos ochos: con una pareja de ochos sumamos 16 y lo más probable es que con esa cifra sólo consigamos un empate. Suele ser más inteligente dividir la pareja de ochos y buscar una mejor mano. 

Recomendamos NO hacer un split cuando

  • Tenemos nueves: la suma de dos nueves es 18, una mano que ya podríamos considerar como buena. Dividirla supone un riesgo innecesario. 
  • Tenemos dieces: Esta misma lógica la podemos aplicar al caso de los dieces; 20 es claramente una mano buena y provechosa, difícil de mejorar, así que, en general, es mejor no dividirla.
split en blackjack
  • Tenemos cincos: la suma de 10 puede ser muy interesante si podemos doblarla. Dividirla sólo puede debilitarnos. 
  • Tenemos cuatros: si hacemos un split nos quedamos con 4 puntos y eso es una mano demasiado baja para iniciar el juego. 

Cómo realizar un split en blackjack

Dependerá de si estamos jugando al blackjack online o al blackjack americano en un casino real: 

  • Si lo estamos haciendo en un casino móvil, a través de nuestro dispositivo digital favorito, al recibir una pareja de cartas iguales, automáticamente, se nos dará la opción de split (o dividir, en castellano). 
  • Si, por el contrario, estamos en uno de los muchos casinos de España, simplemente tendremos que desplazar la segunda de nuestras apuestas al otro lado de la línea; el crupier, en ese momento, tomará el mando. De todos modos, si queremos estar seguros de que el crupier entiende la maniobra que estamos haciendo, podemos decir en alto “split”. 

Fuente: Youtube

Reglas básicas del split en blackjack

Las reglas para realizar splits puede variar según el casino en el que nos encontremos pero, generalmente, estas son las comunes a todos: 

  • Cuando el jugador recibe dos cartas de igual valor, podrá optar por dividirlas y convertirlas así en dos manos distintas. 
  • La cantidad máxima de splits por cada mano es 3.
  • Es posible doblar sobre cada una de las cartas divididas.
  • Al dividir ases solo tendrás derecho a 1 carta añadida para cada cada uno de ellos. 
  • El jugador deberá hacer una apuesta de igual valor a la realizada al inicio de la mano. 
  • En el caso de que estemos en un casino real, el jugador no deberá apilar la segunda apuesta sobre la apuesta de inicio; la pondrá junto a esta. De esa forma estará indicando al crupier que desea realizar un split.
  • Una vez dividida la pareja de cartas iguales, el jugador deberá jugar primero la que tiene a su derecha. 

Estrategias para hacer un split en blackjack

Como ocurre en la ruleta (ya sea ruleta europea, ruleta en vivo u otras variantes) el blackjack admite ciertas estrategias que nos permitirán sacar un mayor provecho al juego. Dentro del blackjack, la jugada conocida como split se puede encarar, a su vez, mediante 3 estrategias básicas.

Estrategia valiente: en este caso el jugador tiene un panorama favorable para ganar su mano, pero cree que haciendo un split o división puede obtener todavía mayores ganancias.

Estrategia defensiva: esta estrategia consiste en hacer una apuesta mayor para disminuir las posibles pérdidas. 

Estrategia ofensiva: de las 3 estrategias básicas, esta es la idónea; convierte una mano mala, perdedora, en una mano buena, ganadora. 

 

Aviso: Todos los consejos dados en este artículo tienen un carácter meramente informativo basado en bibliografía sobre juegos de azar. Sin embargo ninguno de estos consejos garantiza ni es un elemento determinante para el éxito en la actividad del juego analizado. En nuestro blog tratamos temáticas relacionadas con el mundo de los juegos y los contenidos son informativos y no significa que tengamos disponible el juego, producto, utensilio, accesorio, etcétera…del que habla el artículo.

Sobre el Autor
Por

J. Torregrosa se formó en literatura y lengua españolas, además de graduarse en Sonido. Ha desarrollado paralelamente tareas de creación de contenidos y como sound designer. A través de la redacción y la estructura narrativa, y atento siempre a las últimas herramientas audiovisuales, nos explicará los claves, misterios y atractivos del juego en todas sus variantes; de las más tradicionales a las nuevas formas de juego en plena era digital.

Articulos Relacionados

Cómo jugar al solitario con baraja española

Recreativos Franco: el primero de los clásicos españoles

Cómo jugar al keno en 4 pasos

Cómo jugar al baccarat

Ruleta Quantum: una experiencia inmersiva

Video poker: qué es y cómo se juega

Casino con Bizum

Comida casino, una jugada deliciosa

MGA:  juegos con sabor español

Por qué casarse en un casino