AVISO: Todos los consejos dados en este artículo tienen un carácter meramente informativo basado en la literatura de juego de referencia. Sin embargo ninguno de estos consejos garantiza ni es un elemento determinante para el éxito en la actividad del juego que tratamos. En nuestro blog tratamos tematicas relacionadas con el mundo de los juegos y los contenidos son informativos y no significa que tengamos disponible el juego, producto, utensilio, accesorio, etc. del que habla el articulo.

  • El crupier es el encargado de repartir las cartas y dirigir las partidas de los juegos de mesa.
  • Es un oficio cada vez más solicitado por el auge que ha experimentado el sector del juego.
  • Ser crupier es un trabajo gratificante pero que a la vez exige un perfil bastante especial.

Contenido:

Si has visto una película de James Bond donde son habituales las escenas de casino, es probable que hayas fantaseado con tener el trabajo del encargado de repartir las cartas en los juegos de mesa o girar la ruleta. No nos extraña. La figura del crupier está rodeada de un glamur y aire romántico que seduce. Y aunque es cierto que la industria de los casinos es un negocio en auge y un sector lucrativo en el que trabajar, no es oro todo lo que reluce en la vida de un crupier.

Ante todo debes saber que ser crupier de casino es una profesión que exige tener un perfil y habilidades que no todos tienen (como ocurre con el fisonomista de casino). Por ese motivo, además de explicarte qué es un crupier, en este artículo queremos enseñarte las habilidades que se necesitan para ejercer como crupier profesional, lo que tienes que estudiar si estás interesado en ser un crupier y, evidentemente, las ventajas que conseguirás si llegas a ser crupier tanto en uno de los casinos de España como en los casinos online, donde la tendencia actual es contar con crupieres reales para la ruleta en vivo cuyas partidas se transmiten por streaming.

Y para ser lo más fieles a la realidad, hemos recopilado reflexiones y experiencias de crupieres reales sobre asuntos tan mundanos pero importantes como dónde hacer un curso de crupier y cuánto cobra un crupier, hasta cómo prepararte para tu primer día en una mesa de juego.

Entrevista con un crupier: Xavier Hernández Ripoll

xavier hernandez ripoll dealer pokerPara hacer una primera aproximación al oficio de crupier y, de paso, conocer más de cerca la realidad del poker presencial, entrevistamos a Xavier H. Ripoll, crupier profesional de torneos de poker en vivo. Además de contar con un amplio bagaje en el mundo del poker, Xavier forma parte del equipo de crupieres de Gerard Serra (director de sala de poker) que trabajan en conocidos torneos de poker como el CNP (Circuito Nacional de Poker) dirigido por Jaime Sánchez.

Pregunta: ¿En qué consiste el trabajo de crupier de póker?
Respuesta: El crupier o dealer es la persona encargada de dirigir, supervisar, mediar y controlar una partida de póker en cualquiera de sus modalidades, que no son pocas.

P: ¿Cómo se llega a ser un buen dealer de póker?
R: Para empezar hay que ser “HUMILDE” en la mesa. A veces nos creemos que lo sabemos todo, y nos enzarzamos en discusiones absurdas con algunos jugadores que no llevan a ningún sitio. La “experiencia” es fundamental. Cuanta más tengas, menos cosas raras te pasarán en la mesa, y mejor sabrás cómo actuar. También hay que saber leer en cada momento lo que toca. Para mí, una de las partes más importantes del oficio consiste en saber “fijarse” en los demás y copiarse de ellos. Siempre hay algo nuevo que puedes aprender y quedártelo para ti mismo.

P: ¿Qué cualidades debe tener un crupier?
R: Mucha paciencia para aguantar al personal sentado en la mesa. Empatía, seriedad, educación, modales, destreza, idiomas, SER BUEN PROFESIONAL.

P: ¿Cómo llegaste a ser dealer de póker? ¿Cuál es tu bagaje en el mundo del póker?
R: Empecé en el año 2000 en el Casino de Barcelona. Allí me formaron como crupier de ruleta americana, blackjack etc. Al tiempo se incorporó el póker al catálogo de juegos que ofrecía el casino y acabé en la escuela interna donde aprendí su funcionamiento, reglas y procedimientos. Desde ese momento empezaron a mandarme más al “rincón del póker” que al resto de juegos de casino. Y digamos que me especialicé en las diferentes modalidades de ese juego concreto.

P: ¿Qué es lo que más y menos te gusta de ser crupier?
R: Empezaré por lo que menos me gusta que es aguantar a los MALOS JUGADORES, que por desgracia hay un montón. Los lloriqueos continuos cuando pierden manos, las faltas de respeto, y todo lo que hace referencia al mal comportamiento en la mesa. Son tantas cosas las que me gustan, el viajar, las amistades que se hacen.

P: ¿Cómo crupier te consideras rápido o lento?
R: Ambas cosas, depende del momento iré más rápido o más lento.

P: ¿Por qué son importantes los dealers en un evento live de póker?
R: Básicamente porque sin nosotros ¡no habría torneo! Quizás llegue el día en que reúnan en una sala a 500 jugadores con sus respectivos dispositivos (tablets, pc, smartphone) y los pongan a jugar a la vez y lo llamen live poker.

xavier-hernandez-ripoll-poker

Evento Live de Poker


 P: ¿Qué diferencia existe entre ser crupier de póker o un crupier de blackjack? ¿Y de Texas Holdem o de Omaha Hi Lo?
R: La cantidad de jugadores que tienes que manejar en cada tipo de juego son diferentes. En los juegos de casino los jugadores te ven como el rival, puesto que tú representas a la banca. En las modalidades de póker digamos que luchan entre ellos. El Texas Holdem es un juego donde apenas te hacen pensar, en comparación con el HI LO donde tienes que estar calculando “pots” continuamente. Y la resolución de jugadas del PLO son más complejas que las del Hold’em.

P: ¿Cometen errores los crupieres? Si es así, ¿cómo se corrigen?
R: Como poder, podemos, todos somos humanos y los cometemos a diario. Otra cosa es el tipo de error. Hay errores que se producen por falta de atención (que para mí son imperdonables) y otros por falta de formación e información (esos pueden pasar). En general, los errores los debería corregir el TD, pero hay crupieres que cometen más de un error. Se equivocan en alguna toma de decisión e intentan resolverlo y lo hacen mal, ahí es cuando se lía. Para corregirlos hay que aprender de ellos y no volver a cometerlos.

P: ¿Cuántos crupieres hacen falta para un torneo del Circuito Nacional de Poker?
R: Depende del torneo en cuestión y de cuántos jugadores se registren.

P: ¿Cuántas horas seguidas trabajáis? ¿Y en total al día?
R: Si por seguidas te refieres a estar tirando cartas sin parar, pues depende del torneo y del organizador. En los torneos de póker donde suelo trabajar suelen ser turnos de 3 ó 4 mesas, estando 30 min. en cada una de ellas y después 30 min. de descanso. Y así hasta finalizar la jornada. Pero por desgracia, hay casinos y tours donde funcionan con el sistema de rotación de casino y te puedes tirar una hora o más en la misma mesa de poker sin parar. Eso es un error que cometen los casinos y que deberían solucionar. La jornada laboral también varía en función de la parada y del casino. He realizado jornadas de una hora y volver a casa por falta de jugadores y jornadas de más de 16 horas.

P: ¿Por qué razón se sustituye a los crupieres durante el juego?
R: Un motivo es el que te he comentado anteriormente. Esa es la principal razón del cambio para no cansarte ni tú ni los jugadores. 30 minutos en cada mesa hasta que te toca el descanso.

P: ¿Se pueden dar propinas a un crupier de póker?
R: Como poder se puede, otra cosa es que esa propina llegue realmente al empleado. Lo normal en los casinos es recolectar todas las propinas del torneo y repartirlas con su personal. Pero, existen casinos donde la propina la reparten con todos los empleados, sean o no trabajadores del torneo. En otros solo con el personal del torneo. En otros no se acepta la propina o no la reparten con los empleados.

P: ¿Es necesario dominar el inglés para entender a jugadores que no hablen español?
R: Cuantos más idiomas conozcas, mejor te comunicarás con los jugadores. Aunque el estándar en este juego es el inglés. El idioma en la mesa va en función de la parada o tour, ya que cada uno tiene su normativa al respecto. Lo importante es que el jugador se haga entender. A veces se utilizan las manos para decir la cantidad que se quiere apostar.

P: ¿Hay más mujeres que hombres en la profesión? ¿Por qué?
R: Por desgracia no es el caso. Normalmente me encuentro más hombres que mujeres, aunque éstas no son pocas. No sabría decirte el motivo de que seamos más.

P: ¿Qué hay que hacer para ser dealer en un torneo como las WSOP?
R: Te piden dominio de varias modalidades de póker. Muchos de ellos apenas se juegan en Europa y eso es una dificultad a la hora de pedir trabajo allí. El dominio del inglés es otro requisito y, por último, superar las pruebas que te soliciten en las entrevistas previas. Estuve a punto de ir hace un par de años, tras trabajar en las WSOPE de Berlín donde conocí a Jack Eiffel, quién invitó a unos cuantos miembros del equipo a trabajar en Las Vegas, pero en la actualidad el tema está congelado por temas de permisos laborales en EEUU.

P: ¿Qué hace un crupier cuando no está repartiendo cartas en la mesa durante un torneo de póker?
R: Pues cualquier cosa. Actualmente en los descansos consultar las redes, ya sea de Facebook, twitter, Instagram etc. Comer, beber, fumar, ¡incluso dormir! Y, por supuesto, charlar con el resto de compañeros.

P: ¿Cuántos crupieres asististeis a la Final del CNP888 2017 en Madrid?
R: Pues no pude asistir por ser época de exámenes finales. Pero tengo buenos amigos trabajando en Gran casino de Madrid y sé que fueron entre 70 u 80.

xavier-hernandez-ripoll-poker

Final del CNP888 2017 en Madrid
 

P: ¿Qué es lo que más se aprende de los jugadores cuando estás repartiendo?
R: Personalmente a jugar al POKER. Y si te fijas en los malos jugadores a no seguir sus pasos, ya sea en toma de decisiones, o en actitud.

P: ¿Qué mano no olvidarás nunca?
R: En mi primera mesa final televisada del primer EPT de Barcelona, Stevic se marcó el farol del torneo con 47 de diamantes en una mano brutal.

P: ¿Quiénes son/han sido tus crupieres favoritos y por qué?
R: Mi preferido fue mi mentor, que ha sido y será mi padre en el mundo de casinos. Él me enseñó muchísimas cosas de este mundillo. Una de las que más me gustó fue la elegancia a la hora de trabajar y la mano izquierda para llevar al personal. Pero en la actualidad tengo varios favoritos, todos ellos por diferentes motivos, Unos por la forma de trabajar en la mesa, otros por la forma de gestionar y tratar al personal.

P: ¿Qué tipo de barajas se utilizan en el póker? ¿Qué diferencias existen entre ellas? ¿Tienes alguna favorita?
R: Se utilizan las clásicas barajas de plástico de póker. Antiguamente habíamos utilizado las de cartón, que para realizar el baraje eran una tortura. Se suele utilizar de dos tamaños, mi preferida son las más estrechas, ya que me he acostumbrado mejor a ellas.

P: ¿Es necesario saber matemáticas para hacer el trabajo de crupier?
R: Se te tienen que dar bien los números. Cuanto más rápido seas calculando las diferencias entre subidas de apuestas, mejor. Siempre habrá algún jugador que te ponga a prueba en la mesa durante una partida de Omaha, pero si le dices la cantidad correcta confiará en ti y te dejará hacer tu trabajo tranquilo. Para mí el truco está en anticiparte al cálculo antes de que el jugador que va a actuar te pida la cuenta del bote.

P: ¿Representaría un problema un crupier al que le suden las manos? ¿Y uno que sea daltónico?
R: Lo lógico sería que esa persona buscara otro oficio. No es muy agradable recibir cartas de un croupier que le sudan las manos y notar que están húmedas. Lo mismo que si eres daltónico, y no eres capaz de distinguir los colores de las fichas en juego. Pero como en las fichas se indica el valor de las mismas, quizás haya más de un croupier que utiliza esa técnica. Aunque creo que tendría muchas dificultades para realizar su trabajo.

P: ¿Necesitas practicar para no oxidarte? ¿Qué técnica debe entrenarse más?
R: Al inicio de la profesión debes practicar bastante para repartir cartas correctamente y que no se te giren al lanzarlas. Cuando dominas esa técnica, con estar al día de la normativa del torneo que vas a trabajar, para mí es suficiente.

P: Describe un día normal durante un torneo de póker en vivo
R: Empiezas la jornada con un pequeño meeting con el Dealer Coordinador donde se informa de la previsión de la jornada respecto a torneos, jugadores y rotaciones. Tras pasar lista y comprobar que estamos todos, nos desplazamos a la chip room y recogemos nuestros utensilios de trabajo (fichas, cartas, button, all-in button, sitcards, etc.) y cada crupier se dirige a la mesa que le ha sido asignada.

Una vez que el director del torneo da la orden de empezar el torneo, permaneces en tu mesa 30 minutos y pasado ese tiempo pasas a la siguiente, y así hasta llegar a la mesa de descanso. Cuando tienes tu break aprovechas ese tiempo para comer, beber, fumar, charlar, etc. Hasta que finaliza tu break, que vuelves a tu Dealer Coordinator para que te asigne la siguiente mesa y así hasta que tienes el descanso de la comida o de la cena. Suele ser de 60 minutos, aunque eso varía según el torneo.

Al finalizar el mismo regresas al Dealer Coordinator para que te asigne nueva mesa en el torneo correspondiente y repites procedimiento hasta finalizar tu jornada.

P: Cuéntanos el momento más gracioso que hayas vivido como dealer en una mesa de póker
R: ¡Buff! De esos afortunadamente he tenido muchísimos. Recuerdo una broma que le hizo un jugador sentado en mi mesa a un compañero para apuntarse a una partida de póker, donde había que reservar el sitio a través del teléfono o en vivo. Este se hizo pasar por jugador extranjero que no entendía bien lo que mi compañero le explicaba acerca del funcionamiento de la partida y se tiraron casi 10 minutos intentando entenderse entre ellos. Al oír las risas mi compañero se giró y descubrió que la persona al otro lado de la línea telefónica era un jugador habitual divertidísimo sentado en mi mesa que le estaba tomando el pelo. La cara y la reacción que tuvo fue de las mejores cosas que recuerdo.

P: ¿Y el peor momento? ¿Aquella vez que ese jugador no supo perder? ¿Qué pasó?
R: De esas también recuerdo bastantes, por desgracia. Desde insultar al dealer, al jugador, al responsable de la zona e incluso al director del casino. La mayoría de las veces esos personajes han sido invitados a abandonar las instalaciones y a permanecer alejados de las mismas por un periodo de 6 meses para que puedan reflexionar sobre su actuación.

P: ¿Cuáles son las trampas más habituales que se ven en un torneo de póker?
R: Intentar no pagar las ciegas cuando una mesa se acaba de romper. Vienen a la mesa de forma disimulada, ven la posición del botón y se dan cuenta que les va a tocar pagar la BB (Big Blind o Ciega Grande) si se sientan. Entonces se dan media vuelta y se van a otra mesa, para regresar al cabo de 2 minutos y decir: ¡Ah por fin encuentro la mesa! Algo muy feo y que dice mucho del tipo de persona que es (aunque a algunos jugadores les parezca una tontería).

P: Los crupieres, ¿Aspiran a ser jefe de sala de póker?
R: Supongo que sí, pero dependerá del tipo de persona. Hay gente que no está preparada ni formada para ser un buen jefe de sala. Y por desgracia te encuentras con ellos a menudo en los diferentes casinos. En mi carrera profesional he pasado por casi todos los cargos. Croupier, responsable de croupiers, responsable de zona y responsable de sala. Y muchas veces el cargo no es tan maravilloso como uno se piensa.

P: ¿A qué tipo de jugador es más difícil repartirle cartas?
R: Hay varios tipos de perfil difíciles. Los que van bebidos son generalmente complicados de tratar en la mesa. Los ricos también suelen ser muy suyos.

P: ¿Qué diferencia hay entre trabajar en un torneo televisado y uno que no se televisa?
R: Una de las principales diferencias que recuerdo de las mesas televisadas, es que son muy lentas. A veces hay que parar la partida por problemas técnicos, otras son los jugadores que las ralentizan con la toma de decisiones. En cuanto a la técnica y a la distribución de los elementos que forman la partida como son las fichas y las cartas suele tener cada tour su ubicación.

Unos querrán que las cartas de los All-in se sitúen a los laterales de su logo, otros que vayan en la parte superior. Las fichas del bote principal a la derecha o izquierda del lugar reservado para las cartas comunitarias, etc. El resto es igual que una partida no televisada. Hay dealers que no aguantan la presión de las cámaras y se suelen poner muy nerviosos en ese tipo de mesa.

P: ¿Qué se siente repartiendo cartas en una partida de High Rollers?
R: Es más especial que una partida regular. Los buy-in de esos torneos no están al alcance de todos y el tipo de jugador que ha pagado ese buy-in espera encontrarse en la mesa con personal cualificado, bien formado y que sea buen profesional. Sabes que un error en ese tipo de torneos te puede traer algún problemita que otro. Así que debes de estar más concentrado y no distraerte en tus funciones. Tuve la suerte de trabajar en un Super Highroller de WPT ALPHA8 en la isla de Sant Kitts. La verdad que la experiencia fue increíble. Tanto el resort donde se realizó el evento como el trato recibido por la organización. Algo de lo cual me siento orgulloso.

P: Haber sido buen crupier ¿Ayuda a ser buen jugador de póker?
R: Yo creo que la parte en la que te puede ayudar haber sido crupier es la cantidad de manos que has visto a lo largo de tu carrera profesional. Y la cantidad de jugadores a los que has observado en la toma de decisiones, formas de jugar, etcétera.


La entrevista a Xavier H. Ripoll nos da unas reveladoras pinceladas sobre el trabajo del crupier, sus responsabilidades y su día a día en salas y torneos de poker. Pero nuestro interés es acercarte con más detalle a esta figura, en especial a la del crupier de casino offline, y para ello hemos organizado con todo lujo de detalle, la información que necesitas saber para trabajar de crupier si ese es tu deseo. Sigue leyendo.


Qué es un crupier

Empecemos por lo básico, ¿qué es un crupier? El crupier es la persona encargada de dirigir las mesas de juego del casino, ya sean de ruleta o juegos de mesa como el blackjack o el baccarat. En el primer caso se ocupa de hacer girar la ruleta y en los segundos de repartir las cartas; y en ambos juegos organiza las partidas y gestiona las apuestas de los jugadores. Su figura es esencial en los casinos presenciales para garantizar el buen desarrollo de las partidas.

Sin embargo, el oficio de crupier es mucho más que repartir cartas o girar la ruleta. Es cierto que los crupieres no ocupan el peldaño más alto en cuanto a salarios de un casino se refiere, pero como se trata de la persona que está en contacto directo con el cliente, su figura es esencial en la fidelización de los clientes y en la imagen del casino. Por eso, aunque a veces podemos ver casos de errores por parte de los crupieres cuando ejercen su trabajo, como por ejemplo errores en los dados, lo cierto es que su papel es esencial para garantizar el éxito de un torneo de poker, de una sesión de manos de blackjack o de las partidas diarias de ruleta.

Origen de la palabra crupier

La palabra crupier o croupier, también llamado dealer o repartidor, procede de la voz francesa “croupe” (grupa de un caballo), nombre con el que se llamaba en el siglo XVII al acompañante de un jinete que iba montado a la grupa para sostenerlo. Con el tiempo, el término acabó en el ámbito del juego para designar a la persona situada detrás del jugador (de ahí la analogía de grupa) para darle consejos sobre el juego.

Como el término crupier es de origen francés, es habitual escuchar la palabra con un acento muy marcado, incluso en la letra "r"; pero en todo caso, como sucede con muchos galicismos, el término ha pasado tal cual al mundo del juego, donde prevalece el idioma inglés. Es por ello que crupier compite con la palabra "dealer" en países como EE.UU., Reino Unido, Canadá y Australia; pero también en los casinos físicos y salones de juego de España, donde la profesión de crupier también suele llamarse "dealer".

Perfil profesional del crupier

Como indicamos al principio, no todo el mundo está capacitado para trabajar como crupier de casino. Es necesario tener o desarrollar unas habilidades para desenvolverse con seguridad y solvencia en este trabajo. Las habilidades básicas son las siguientes:

Saber comunicar

Saber comunicar es una virtud en todas las profesiones, eso nadie lo duda. En cualquier momento puedes tener a una multitud de 20 personas o más alrededor de tu mesa, así que tienes que ser amable, hacerles sentir que son bien recibidos y ser capaz de soportar ciertos comportamientos y actitudes. Si no se te da bien eso de ser sociable o eres pésimo para comunicarte, quizás ser crupier no sea lo tuyo.

Tener buena presencia

Ser crupier es un trabajo que exige tener una buena presencia, porque como indicamos antes, es probablemente la cara más visible del casino y eso repercute en la imagen y reputación de éste. Al crupier se le exige ir elegantemente vestido y tener una presencia impecable, no basta con lo de “limpio y aseado”. Y hablando de imagen, algunos casinos pueden solicitar el certificado de penales y un informe de deudas financieras al aspirante a crupier para evitar posibles fraudes o engaños. La buena noticia es que no es una práctica habitual y, por supuesto, nada garantiza que un crupier vaya a ser mejor o peor con esos requisitos o sin ellos.

Tener don de gentes

Tener don de gentes es fundamental si quieres ganarte la vida como crupier, y no solo con los apostantes, también con tus compañeros de trabajo. Recuerda que el crupier es quien siempre da la cara tanto en las buenas rachas (cuando ganan los jugadores) como en las malas (cuando pierden). En ese sentido, un crupier siempre debe mostrar tener tacto y buenas maneras con los jugadores aunque a veces éstos puedan ser un tanto desconsiderados por las pérdidas.

Ser observador

Del crupier se espera que sea un buen observador de todo lo que sucede en la mesa de juego, porque desgraciadamente hay muchos jugadores que tratab de sacar provecho de los descuidos de otros jugadores o del crupier, o incluso intentar hacer trampas. Descuidos como quedarse o intentar quedarse con fichas de casino de otros jugadores (esto pasa a menudo en la ruleta), o intentar robar alguna ficha de las pilas de los demás jugadores aprovechando la acumulación de jugadores.

Lamentablemente siempre hay crupieres que se dejan llevar por algunos de ellos y se asocian con alguno de estos jugadores tramposos, aun sabiendo que antes o después el casino los acabará atrapando gracias a los muchos ojos y cámaras de seguridad

Destreza manual

Es probablemente una de las habilidades más necesarias para trabajar en un casino y también una de las más valoradas por los jugadores por la atracción que despierta en estos. No hay cosa que hipnotice más a los jugadores que un crupier que sabe desplegar su arte dominando el manejo de las barajas, los dados, la ruleta, etc. Tener destreza manual, ser hábil manejando las cartas, e incluso ser rápido moviendo fichas, ya sea para hacer las apuestas, para los cambios por dinero o a la hora de pagar, es condición sine qua non para triunfar como crupier de casino.

Ser bueno con los números

La capacidad de manejar números mentalmente es otro requisito indispensable. No hace falta que seas un prodigio de la aritmética, de lo que se trata más bien es de memorizar los números y las cartas que se encuentran en la mesa. Un crupier comentó lo siguiente en The Independent:

“Tienes que ser bueno con los números y tener una buena mente para las matemáticas básicas; es decir, para sumar, restar y multiplicar. Aunque muchos juegos tienen probabilidades fijas, en gran parte se trata de tener memoria y práctica”.

En la ruleta tienes las probabilidades delante de ti. El tapete sobre el que se colocan las apuestas te muestra las probabilidades para cada tipo de apuesta (colores, cifras simples, primeras 12). Lo difícil son las mesas con ajetreo: montones de personas apostando cantidades diferentes, algunas por colores, otras por números y otras por pares o impares. Todos pagan probabilidades diferentes, así que puede que tengas que hacer cinco o seis sumas diferentes cuando calcules una ganancia, aunque solo sea para un jugador. Cuantos más jugadores, más complicaciones.

Los juegos de cartas y dados tampoco se libran de los números. El blackjack, por ejemplo, implica sumar constantemente, como en los Craps, así que otra destreza fundamental es la de ser capaz de sumar dos números rápidamente.

Conocer las reglas de los juegos

Una de las obligaciones más importantes del crupier es conocer las reglas y hacerlas cumplir sin excepción. Debe asimismo tener una gran habilidad y rapidez mental para hacer cálculos a la hora de realizar las apuestas, pagar si resultan ganadoras y todo esto con una tremenda rapidez para no retrasar las siguientes partidas. Para desarrollar esa rapidez, es común que los crupieres reciban entrenamientos específicos.

Tener fuerza mental

Tener aguante físico y mental es fundamental en este trabajo. Como trabajas muchas horas y turnos por la noche, tienes que tener cuidado de no estar adormilado ni mostrar una evidente falta de atención. Tienes que estar alerta en todo momento, asegurándote de que estás en todo, desde manejar la cantidad correcta de cartas a apilar la cantidad correcta de fichas en tus pilas.

Algo muy importante también es saber manejar los nervios, es decir, mantener siempre la calma y a la vez ser paciente, porque en muchas ocasiones habrá jugadores que realizarán apuestas astronómicas, incluso de una sola jugada, superiores al mismo sueldo de un mes del crupier, y eso es algo que no todo el mundo puede asumir.

También necesitarás tener una mentalidad lo suficientemente fuerte como para poder soportar el abuso verbal de las personas, especialmente con los jugadores que van con unos tragos de más y que normalmente suelen ser bastante molestos con los crupieres e incluso con el resto de jugadores. Puede que a menudo te culpen cuando alguien pierda una apuesta, así que intentar mantener la calma en situaciones tensas es una destreza clave.

Tener la mente despejada

Como ya hemos indicado, el trabajo de crupier puede ser agotador. De sus acciones depende que el juego sea fluido, que los jugadores se entretengan y que no haya errores a la hora de pagar o hacer las apuestas, y para eso necesitan tener la mente despejada. En ese sentido, es una de las profesiones donde se disfruta de más descansos en la jornada de trabajo, y donde también suelen rotar y pasar por las diferentes mesas de juego a lo largo del día.

Tener mano izquierda

Algo muy delicado es saber manejar las emociones de los jugadores perdedores que pueden ir desde los que aceptan religiosamente el resultado de la apuesta hasta los que se llegan a poner violentos. Por eso es recomendable tener esta cualidad si se quiere optar al puesto de crupier, aunque esto también se puede entrenar.

Dominar varios idiomas

Saber idiomas siempre es ventajoso para encontrar un trabajo, o incluso para poder elegir el casino o ciudad donde poder optar a ser crupier. Lo deseable es dominar el inglés y, si puede ser, también defenderse en alguno de estos idiomas: francés, ruso y alemán. Estos idiomas son especialmente valorados en las zonas turísticas de España donde los turistas extranjeros suelen ser el motor y la garantía de supervivencia de los casinos locales.

Flexibilidad de horarios

Ofrecer disponibilidad y flexibilidad de horarios ayuda bastante a incrementar tus opciones de ser contratado como crupier de casino ya que la gran mayoría de horas trabajadas serán en horario nocturno y en días festivos y fines de semana.

Funciones del crupier

¿En qué consiste exactamente dirigir, controlar y gestionar una partida en una mesa de juego?

Dar la bienvenida:

El crupier es la persona del casino que más trato directo tiene con los jugadores y, por tanto, es la encargada de darles la bienvenida cuando lleguen a la mesa de juego, ya bien sea la ruleta, la mesa de poker, blackjack, o en como tirar los dados para ganar, etc.

Abrir la mesa

Básicamente se trata de iniciar la partida manteniendo un trato amable y educado con todos los jugadores involucrados en la partida.

Dirigir la partida

Antes del inicio de una partida, el crupier se ocupa de cambiar el dinero por fichas y de abrir la ronda de apuestas al son de “¡Hagan juego señores!” y recibiendo las fichas. Del cierre de la ronda de apuestas también se ocupa el crupier indicando “¡No va más!”. Finalizada la partida, es el encargado de pagar las apuestas ganadoras. Si se trata de la ruleta, es el encargado de lanzar la bola en las ruletas.

El crupier también ejerce la función de jugador cuando el juego precise de una banca, esto es, que el cliente necesite jugar contra la banca, como por ejemplo el blackjack, el punto y banca o el baccarat. En el caso de los craps, su función es alcanzar o acercar los dados con el stick (así se llama al palo de madera que podemos observar que tienen algunos crupieres en los dados o la ruleta) a los jugadores que serán los que los acaben lanzando siendo estos dueños de su suerte.

crupier de casino

 

Supervisar

El trabajo de crupier va más allá de su función en las mesas, también podemos ver crupieres haciendo las funciones de supervisores, ayudantes de los jefes de mesa o zona, y atendiendo a los jugadores explicando las reglas y el funcionamiento de los juegos. También los podemos ver en algunas de las mesas de prácticas en algunos casinos o salones de juego.

Los crupieres en poker: dealers

El poker es el único juego de casino donde el crupier es llamado "dealer". Un buen crupier de poker es aquel que sabe barajar y repartir con rapidez, tiene agilidad mental para calcular las apuestas y efectuar los cambios con rapidez, sabe dirigir el juego y hacer cumplir el reglamento, no permite movimientos o apuestas fuera de él.

Volvemos a insistir en la buena presencia en la mesa porque dentro de ella el dealer será la autoridad y, en este sentido, saber y tener facilidad de idiomas ayudará enormemente debido a que muchos jugadores pueden no ser del país nativo donde se esté jugando. Y sobre todo en las mesas de cash o dinero real, deberán tener una gran rapidez y buen manejo de los números para calcular la comisión o rake que va destinado al casino al finalizar cada jugada.

Ya para acabar, el trabajo del dealer puede ser un poco o muy estresante debido a las posibles largas jornadas de trabajo, a los horarios nocturnos o en fines de semana y días festivos, pero tiene muchas cosas buenas como un sueldo decente incrementado por las propinas, el trato con la gente, la posibilidad de viajar en cruceros o a otras ciudades donde hay casinos y o se celebren torneos de poker donde siempre hay mucha demanda de crupieres.

Donde hacer un curso de crupier

Ser crupier es una profesión en la que la formación práctica no se aprende por arte de magia. Si cometes un error, pones en riesgo un montón de dinero, por no hablar de la reputación del casino en el que estés trabajando. El ritmo de este trabajo es tan acelerado que no tienes otra opción que conocer todos sus entresijos. Y para eso es necesario realizar un curso de crupier. Además, en estos tiempos un tanto duros para conseguir un buen empleo, el trabajo como crupier es una buena opción.

Si deseas aprender el oficio, en España tienes varias opciones. Existen academias que ofrecen cursos para formar y entrenar a futuros crupieres y, además, con altas posibilidades de que salgan con un empleo al acabar los cursos. El precio del curso de crupier es relativamente más asequible que en el extranjero. Hemos investigado un poco y, por poner ejemplo, en una de las empresas líderes en formación de crupieres del Reino Unido el precio mínimo de un curso de crupier supera las 2.500 £ para cubrir tu formación básica. En España, en cambio, el precio del curso de crupier no supera los 2000€ (los hay hasta de 1000€). En general, son cursos con 100/200 horas lectivas que suelen durar de seis a ocho semanas, incluso más.

Lo ideal, sin embargo, es formarse en una de las escuelas para crupieres que los propios casinos organizan, ya que la formación corre a cargo del casino. Ten en cuenta que está prohibido contar con material de casino (es exclusivo de ellos) por lo que la única forma legal de practicar con una ruleta o acceder a una rueda de ruleta profesional es tenerla en las propias instalaciones del casino.

La formación promete enseñarte todo lo necesario para el puesto: desde las reglas de los juegos de casino hasta aprender a abrir una mesa, dirigir el desarrollo de una partida, manejar los útiles, y cerrar una mesa. También te enseñan cosas intangibles pero útiles para el oficio de crupier como la psicología de los jugadores y a identificar las supersticiones que esconden algunos de sus comportamientos. El objetivo de los cursos es alcanzar un domino del oficio que refleje que controlas el juego y que estás al tanto en todo momento.

Sin embargo, de todas las materias que se imparten en los cursos, probablemente la más difícil de dominar sea el control de las cartas y las fichas. Tienes que convertirte en todo un experto en el manejo de las fichas. De hecho, una de nuestras fuentes internas nos comentó lo siguiente:

“Teníamos dos pilas de 20 fichas y teníamos que tirarlas para luego recogerlas y ponerlas de nuevo en pilas de 20 sin contar. La técnica consistía en aprender a ‘sentir’ el momento en que tenías las 20. También teníamos que dividirlas en cuatro pilas más pequeñas de 5 fichas cada una y después apilarlas de nuevo ‘mostrando’ las cantidades a las cámaras, los apostantes e inspectores. Era sorprendentemente difícil y los dedos me dolían después durante horas”.

El hecho de someter tus manos a tanto estrés y cansancio demuestra lo serio que es el trabajo de crupier. Se trata de un oficio altamente cualificado. No solo es arduo para tus manos, sino que también puede agotarte mentalmente.

Por último queremos señalar que, a veces, el trabajo precede a la formación. No es algo común, pero en ocasiones sucede. Una de nuestras fuentes internas, que trabajó como crupier durante la década de los años noventa, nos contó que primero le dieron el empleo y empezó a formarse después. Sin embargo, la pega era que no le pagaban por asistir al curso de 6 semanas.

Cuánto cobra un crupier

A la pregunta de cuánto se gana trabajando en un casino, la gente piensa que mucho y no es así. En cambio, el sueldo de un crupier tiene el suficiente atractivo para aquellas personas que no tienen empleo fijo o tienen uno con el salario del mínimo inter profesional  Así que, ¿cuánto cobra un crupier? A modo orientativo, el sueldo oscila entre los 12.000€ y 15.000€  anuales con el plus de recibir una parte de las propinas que dejan los jugadores, aunque como decía Xavier H. en la entrevista del principio, algunos casinos son contrarios a las propinas para evitar favoritismos o que algunos clientes reciban mejor trato que otros que no suelen dejar propina.

Dicho esto, tenemos que decirte que si tienes la suerte de iniciarte como crupier fuera de un casino, te adentrarás en un mundo totalmente nuevo. Los cruceros se han convertido en una de las elecciones para vacaciones más populares entre aquellos que buscan tomarse un respiro y visitar varios países al mismo tiempo. Los cruceros son a la clase media lo que al estudiante viajar de mochilero. Los barcos en sí son verdaderas obras de arte. Encuentras de todo: desde piscinas, gimnasios y saunas, hasta restaurantes y salas de cine. Tienen todo lo necesario para relajarte. Y, además, en los cruceros también encontrarás algo más: casinos.

Tanto si es para girar la ruleta o repartir cartas en partidas de blackjack o baccarat, la demanda de crupieres en cruceros jamás había sido tan grande. Y las ventajas de trabajar de crupier no están nada mal tampoco. Puedes ganarte la vida viajando a destinos exóticos. Y esto no es todo, también recibes propinas, un montón, de hecho. Y por cierto, como trabajas en mar abierto, tu sueldo de crupier está libre de impuestos, así que el 100 % de lo que ganes será solo para ti. Un crupier que trabajó en un crucero durante casi seis años nos comentó lo siguiente:

“Viajé a Alaska, el Caribe, México y a cientos de lugares. Me sentía muy afortunado. Cuando los barcos llegaban a los puertos, no estaba permitido que los casinos abrieran, así que tenía todo el día para ”.

¿Un sueldo libre de impuestos, tiempo libre cuando el barco atraca y viajar por todo el mundo? ¡Suena genial! Un llamativo contraste con respecto a las historias que se escuchan sobre el trabajo en los casinos, pero tienes que empezar en algún sitio. Y ese sitio son las salas de la ruleta o las mesas de poker en tierra firme.

Como puedes observar, la profesión y el sueldo de crupier varían constantemente. Un día estás apilando fichas al mediodía para preparar la jornada de trabajo y al siguiente repartiendo cartas en una partida de poker a las 3 a. m. en una mesa llena de gente. Pero, como revelan las confesiones de los que trabajan en esto, la profesión de crupier es un trabajo difícil, aunque gratificante.

El crupier de los casinos live

Uno de los verticales que más furor está causando en los casinos online es la sección de su live casino. Se trata de ofrecer al usuario online la posibilidad de tener una experiencia lo más fiel posible a un casino presencial a través de tecnología streaming. Los principales proveedores de este sector ofrecen estupendos opciones de ruleta en vivo, blackjack en vivo y otros juegos con crupieres que organizan y dirigen las partidas desde un estudio perfectamente equipado para tal fin a miles de kilómetros de distancia. En este sentido, el crupier de casino en vivo es una pieza esencial en el éxito del producto y la experiencia.

En el siguiente divertido video podemos observar cómo trabajan estos dealers que tienen que hacer las funciones de un crupier real pero que no están en contacto directo con los jugadores porque éstos últimos están al otro lado de la pantalla. La función de estos crupieres o dealers de casino es casi idéntica a la de sus colegas de un casino real ya que deben saludar y atender a los clientes que entran en la mesa. En el vídeo podemos ver cómo a veces son víctimas de bromas por parte de los jugadores, algo de lo que no escapan a pesar de estar a miles de kilómetros de ellos.

Crupier en un casino live - Fuente:YouTube

Cómo afrontar tu primer día como crupier

Ponerse nervioso antes del primer día de trabajo es algo normal que nos sucede a todos en cualquier profesión. El pulso se acelera, nos invade una sensación de náuseas, nos tiemblan de miedo. En resumen, un nuevo empleo sin duda te pone los pelos de punta.

Pero imagínate los nervios que pueden entrarte después de haber realizado toda una serie de sesiones de formación y que tu primer turno sea en frente de una sala llena de personas que van a estar observando cada movimiento que hagas, contrariándote y reprochándote tus decisiones porque su dinero está en tus manos. Pues esta es la vida de un crupier.
Una fuente interna compartió con nosotros su primer día de trabajo y nos contó lo siguiente:

“El jaleo y el caos del casino nos envolvió como si fuéramos a la sala de juego como corderos que van a ser lanzados a los leones. No había relojes ni ventanas, así que nunca sabías qué hora era, ya que eso forma parte de las técnicas subliminales que emplea el casino para mantener a los apostantes jugando. Todo era desconcertante en varios sentidos, era una sobrecarga emocional tremenda”.

Tienes que tener presente que el humilde crupier está manejando un montón de dinero de otras personas. No se trata simplemente de mover unas fichas de aquí para allá. Algunos jugadores realizan apuestas astronómicas, arriesgándolo todo a una carta. No solo estás jugando con el dinero de los jugadores, sino también con sus esperanzas y sueños.

El casino es obviamente una zona de mucha tensión, con jugadores concentrados en probar suerte y averiguar las tácticas de sus oponentes sin mostrar las suyas. Un crupier de Macao le habló hace poco a la BBC del ambiente en las mesas y comentó lo siguiente:

“Está claro que me alegra que los clientes ganen, porque así no me causarán problemas. Perder es sinónimo de tener problemas. Si el cliente te grita o te insulta, tienes que tener presente que es solo trabajo y no tomártelo como algo personal”.

Tienes que estar preparado para los comentarios subidos de tono de los jugadores desde el día uno. Si no soportas el calor, sal de la cocina. Los apostantes no tienen nada personal contra ti si pierden, lo que les molesta es el juego y la mesa, pero eres lo único con lo que pueden desquitarse. Sabemos de buena tinta que en una ocasión, un cliente enfadado le tiró un cenicero de cristal a un crupier que conocimos, y todo por una apuesta de 25£.

Como te podrás imaginar, la mayoría del juego de apuestas de un casino sucede por la tarde y hasta muy entrada la noche. Normalmente los crupieres se organizan en rotaciones de tres turnos diferentes: mañana (07:00 a 15:00), tarde (15:00 a 23:00) y noche (23:00 a 07:00). En el periódico The Guardian, un crupier afirmó lo siguiente:

“A las 05:00 todavía pueden quedar 25 o 30 personas. En un fin de semana puede haber al menos 50. Un sábado por la noche puede haber cerca de un millar de personas en las instalaciones, así que hay bastante ajetreo”.

El hecho de que los jugadores se queden hasta que amanezca (y más incluso en algunos casos) demuestra lo popular que son los juegos de casino.

Durante tus turnos, formarás parte de una jerarquía de crupieres. Cuando te estrenes en el oficio, estarás en el escalafón más bajo como crupier, luego subirás un peldaño y serás vigilante de crupieres, controlando todas las mesas. El siguiente ascenso es a supervisor, antes de que acabes consiguiendo el puesto de gerente. Hay margen para ascender en un casino, pero primero necesitas dominar la destreza propia que exige el oficio de crupier de casino.

Desventajas del trabajo de crupier

A estas alturas del artículo te habrá quedado claro que además de exigente, ser crupier puede ser en ocasiones bastante agotador, física y mentalmente. Como en cualquier trabajo, también hay desventajas que debes sopesar antes de entrar de lleno en este mundo, porque trabajar en un ambiente estresante y tenso como el del casino puede sin duda alguna provocarte altibajos.

Por ejemplo, un crupier de casino nos confesaba a este respecto que la idea de sentirse todo el tiempo vigilado por cámaras, de que grabaran todos sus movimientos, era lo más deprimente de su trabajo. Sentía que era parte de un régimen, que su vida se basaba en los métodos del casino. Nos decía en sus propias palabras lo siguiente:

“Sin ánimo de sonar demasiado melodramático, acostumbrarse a la vida de un trabajador de un casino puede hacerte sentir que estás renunciando a ciertas libertades para formar parte de una estructura autoritaria. La sociedad interna del casino tiene sus propios códigos, rutinas y costumbres, y puede resultar un poco apabullante, sobre todo cuando solo eres un novato (un crupier)”.

Puedes imaginarte a qué se refiere. Piensa en un casino cualquier de tu ciudad. ¿Te gustaría trabajar en una sala sin relojes ni luz natural, viendo las mismas caras en todos los turnos hasta primera hora de la mañana? La exigencia física y mental de este trabajo puede hacerte que te estanques en la misma rutina, turno tras turno.

La figura del crupier en el cine

El cine nunca ha sido ajeno al mundo del juego y nos ha reglado múltiples cintas ambientadas en casinos presenciales pero pocas se centran en la figura del crupier de casino. Hemos reunido aquí los probablemente dos únicos títulos que abordan la vida y el trabajo de crupier de casino:

Croupier (1998)

Film del director de cine británico Mike Hodges y protagonizada por el actor también inglés Clive Owen. En Crupier película, el protagonista es Jack Manfred, un escritor sin éxito que acepta un trabajo como crupier en un casino de Londres gracias a los contactos de su padre. En su trabajo, Jack conoce a jugadores que hacen trampas, tiene una relación con otra compañera,  también crupier, (cosa totalmente prohibida) y le alegra ver perder a los jugadores. Con el tiempo, Jack entabla amistad con una jugadora del casino que le propone dar un golpe al casino a cambio de 20.000£. Jack accede pero eso no le cambia la vida.

Tráler de Croupier (1998) - Fuente:YouTube

Fredy el croupier (1982)

Dirigida por Álvaro Sáenz de Heredia e interpretada por Ana Obregón, Javier Elorrieta, Jaime Adalid y Bigote Arrocet, esta película española pertenece al género del cine negro y habla sobre el mundo del juego y el turbio mundo que lo rodea. Más sobre esta peli aquí.

Tráiler de Fredy el croupier (1982) - Fuente:YouTube

 

 

Sobre el Autor
Por

Abraham Hayon tiene años de experiencia como autor de artículos relacionados con el Marketing en España en general y con los casinos físicos y virtuales en particular. En ellos Abraham nos trae información detallada sobre las diferentes facetas del conglomerado de los juegos de azar que llamamos casino. Español de origen y cinefilo de educación académica muestra en sus artículos ángulos difíciles de encontrar e investigar hoy en la web y fuera de esta.

Articulos Relacionados
Blackjack contra Dados: ¿cuál es el mejor juego?

Dados contra Blackjack

Las reglas de blackjack para ser el mejor de la mesa

Las reglas del blackjack

El seguro en Blackjack: qué es y cuándo tomarlo

Seguro en el Blackjack

El simulador de Blackjack: el mejor amigo del jugador

Simulador online de Blackjack

MIT blackjack team: un equipo de leyenda

MIT Blackajck Team

CS-GO blackjack: el juego con skins

El CS-GO blackjack

Todo lo que hay que saber para convertirse en croupier de blackjack

Cómo ser un croupier

Jugar al blackjack en Red Dead Redemption 2

Blackjack en Red Dead Redemption

El blackjack más allá de las cartas: tópicos relacionados

Tópicos con blackjack

El Strip Blackjack de Las Vegas y entre amigos

El Strip Blackjack