• A pesar de la gran oferta de ocio que existe en la actualidad (videojuegos, juegos de rol, juegos de mesa...) los juegos de cartas españolas siguen gozando de mucho éxito. 
  • La mayoría de ellos, como El mentiroso o El burro, son juegos caracterizados por la sencillez de sus reglas, por lo que resultan perfectos para jugar toda la familia.
  • El mus, El tute o el Solitario, muy populares también, tienen un grado más de complejidad y requieren de una experiencia algo mayor. 

Contenido: 

No ha habido en la historia, en lo que respecta a los juegos, otro momento como este. La oferta es realmente enorme y variada. Los aficionados a los juegos de mesa tienen un amplísimo abanico donde elegir: juegos de estrategia, modernos juegos de rol, el ya clásico Uno, el vendidísimo juego de cartas Virus... Por otro lado, el impacto de internet transformó por completo la forma de disfrutar de los juegos del casino, haciendo crecer vertiginosamente el uso del casino online en España, ya sea para jugar a las tragaperras online, al video poker o al blackjack online

Sin embargo, y pese a todo, hay ciertos juegos que permanecen inmutables al paso del tiempo. Y no hablamos de aquellos juegos a los que puedes ganar en el casino, sino de esa serie de populares juegos de cartas con baraja española que siguen amenizando las sobremesas familiares de España y Latinoamérica. 

El tute

El tute es un juego de cartas para 3 participantes, cada uno de los cuales recibirá 8 naipes. El resto se dejarán a un lado, pudiendo ser utilizados a lo largo de la partida. 

Objetivo: los jugadores deberán lograr la puntuación máxima, que deberá ser pactada previamente. 

En qué consiste el juego: los jugadores deberán mostrar la última carta recibida, la cual es determinante para ganar las manos. Lograrán ganar esas manos y, a la postre, la partida, si acumulan la máxima puntuación posible de cada baza. 

En el Tute, la repartición de puntos se realiza así: 

  • Sota: 2 puntos
  • Caballo: 3 puntos
  • Rey: 4 puntos
  • Tres: 10 puntos
  • As: 11 puntos

Fuente: Youtube

El mus

Existen varias versiones de este juego que añaden, quitan o matizan ciertas reglas, pero, fundamentalmente, el mus consiste en lo siguiente:  

Objetivo: los jugadores (habitualmente 4 divididos en dos parejas) deberán igualar o bien superar la cifra de 32 puntos; si no lo logran tendrán que resolverlo mediante “el punto”, una jugada en la que cada participante tratará de lograr una combinación cercana a los 30 puntos. 

En qué consiste el juego

  • Grande: los jugadores tratarán de lograr la mejor puntuación sumando el valor de sus cartas.
  • Pequeña: al contrario que en la anterior jugada, aquí el objetivo es lograr la puntuación más baja posible.
  • Pares: los jugadores tratarán de lograr la mejor puntuación con el mayor número de cartas pares (iguales).   

Una de las peculiaridades del mus es que los jugadores se comunican a través de gestos en clave que la pareja rival debe tratar de desentrañar. Por eso podemos decir que, dentro de los juegos de cartas españolas fáciles, el mus tiene cierto grado de complejidad y requiere de algún tipo de estrategia. No llega a la sofisticación de los métodos empleados en las diferentes ruletas (sobre todo la ruleta americana y la ruleta europea) pero sí conviene poner en práctica determinados trucos que sólo la experiencia de juego da. Será fundamental si queremos saber cómo jugar a las cartas en el Mus. 

Fuente: Youtube

Carta corrida

Uno de esos juegos de cartas españolas para jugar con toda la familia y que hará más divertidas aún las sobremesas. Bastará con que tengamos una baraja española. 

Objetivo: acabar con la carta del rey, es decir, la de número más alto. 

En qué consiste el juego: cada jugador recibirá una sola carta que no podrá ver nadie más salvo él. La partida la iniciará el participante situado a la izquierda del encargado de repartir. Este primer jugador, en caso de considerar que su carta es demasiado baja, tiene la opción de pedirle al jugador de su izquierda la suya y lograr así una más alta. No podemos oponernos a esta maniobra; si nos piden una carta tenemos que aceptar. Sólo hay una excepción: el jugador que haya repartido las cartas de inicio no puede intercambiarlas con nadie; tendrá, a cambio, la opción de descubrir una carta del mazo si lo desea (si cree que con ella va a mejorar su mano). 

La última y definitiva jugada consistirá en que todos descubran sus cartas a la vez: ganará aquel jugador con la carta más alta. 

El reloj

Este sencillo y entretenido juego de baraja española ha de jugarse aceleradamente, con buen ritmo o perderá toda su gracia. Parte de la diversión de este juego reside en las sucesivos malentendidos y “equivocaciones” que van a cometer los jugadores. 

Objetivo: quedarnos sin cartas. El jugador que lo consiga abandonará la partida; el último que quede habrá perdido. 

En qué consiste el juego: lo primero que haremos será repartir la baraja entera entre todos los participantes. La partida la iniciará aquel que reparta. Con cada turno, los jugadores, que no han podido ver sus propias cartas, las van colocando boca arriba en el centro de la mesa de juego. Mientras lo hacen, dirán en alto 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, Sota, Caballo y Rey, en orden de valor de la baraja. Cuando terminen volverán a empezar por el 1. Si la carta nombrada por un determinado jugador coincide con la que acaba de nombrar, se llevará todas las cartas del mazo y las sumará a las cartas que ya tenía (de las que se debe deshacer). Si el siguiente participante no se ha percatado y pone su carta sobre el montón, automáticamente será él quien deba llevárselo, a menos que el jugador que le sigue tampoco se percate. El proceso seguirá de igual modo hasta que uno de los jugadores se dé cuenta de la “equivocación” cometida en anteriores jugadas.  

Los seises

Otro de esos juegos simples y amenos con los que pasar un rato entrañable entre amigos o familia. El número  mínimo de jugadores ideal es 4; el máximo 8. Recordemos que sólo en los juegos de solitario con cartas españolas podemos prescindir de otros participantes. 

Usaremos, como en los juegos que estamos analizando en este artículo, una baraja española de 40 o 48 cartas. 

Objetivo: deshacernos de todas nuestras cartas antes que el resto de jugadores. Lo haremos formando una escalera que habrá de comenzar por una carta de valor 6

En qué consiste el juego: el jugador que disponga del seis de oro repartirá las cartas entre los jugadores; en las rondas siguientes se seguirá el sentido contrario a las manecillas del reloj. El jugador que reparte, portador del 6 de oros, tendrá que salir con esa carta, la cual colocará boca arriba encima de la mesa. El siguiente participante colocará su 7 o 5 del mismo palo, oros, conformando una columna vertical de cartas. Si alguno de estos jugadores no dispone de ninguna con número correlativo (en este caso 5 o 7) pondrá, en su defecto, el 6 de cualquier otro palo. El turno pasará al jugador de su derecha. 

En el transcurso de la partida y del modo antes descrito, los jugadores irán deshaciéndose de sus cartas al completo: ganará quien lo consiga primero. Puede ocurrir algún “imprevisto”; que un participante no pueda deshacerse de ninguna carta por no ser correlativa con las que forman columna sobre la mesa y, además, no disponga de ningún 6. En este caso pasará su turno al siguiente participante. 

Fuente: Youtube

El mentiroso

Sin duda, uno de los juegos de baraja española más populares y, probablemente, el mejor para iniciarse en las cartas. El mentiroso nos garantiza un buen rato de risas entre los 3 participantes (al menos) que precisa para jugarlo.

Objetivo: ser el primer jugador en quedarse sin cartas.

En qué consiste el juego: la partida se desarrollará de la siguiente manera; se repartirán todas las cartas entre los participantes. Cuando llegue su turno (los turnos seguirán el sentido de derecha a izquierda), cada jugador colocará una combinación de cartas (o bien una sola) boca abajo en el centro de la mesa. Mientras lo hace deberá decir su nombre (por ejemplo, “dos reyes y una Sota”). ¿Estará mintiendo o diciendo la verdad? Esa es la cuestión que el siguiente jugador deberá resolver; si este cree que es cierto la jugada continuará, si piensa que es un “farol” descubrirá las cartas. En caso de que la combinación nombrada coincida con las cartas y el segundo jugador no lo haya creído, este se quedará con dichas cartas, que se sumarán a las que ya tenía. 

El burro

El burro admite un mínimo de 4 jugadores (lo más habitual) y hasta un máximo de 8. Lo primero que haremos será separar 4 cartas del mismo número, figura o palo (dependiendo de lo que se haya decidido previamente) por cada jugador; posteriormente se barajarán y procederemos al reparto.  

Objetivo: no completar la palabra “burro”.

En qué consiste el juego: el primero de los participantes que logre 4 cartas del mismo número, figura o palo cantará “burro!” y colocará sus manos rápidamente en el centro de la mesa. El resto de jugadores le seguirán en ese gesto y el más lento de ellos tendrá que anotar la primera de las letras que conforman la palabra “burro”. Así sucesivamente. 

Para ganar a este juego debemos procurar no completar la palabra; irán perdiendo (y abandonando el juego) aquellos que anoten todas la letras de dicha palabra.  

Cinquillo

Objetivo: completar en orden de valor las cartas correspondientes a cada palo. 

En qué consiste el juego: el reparto de cartas se realizará de la siguiente forma: si los jugadores eligen poder “robar” cartas se hará un reparto de 7 cartas por participante; si deciden que esta regla no es válida se hará un reparto íntegro de la baraja. La mecánica de juego consiste en, una vez repartidas las cartas, el jugador que disponga del 5 de oros, deberá descubrirlo y colocarlo en el centro de la mesa. El siguiente jugador deberá colocar, junto al 5 anterior, cartas de valor correlativo (4 o 6) o, si no las tiene, un 5 de otro palo. Poco a poco los participantes se irán deshaciendo de sus cartas; resultará ganador de la partida aquel que lo logre íntegramente. 

Fuente: Youtube

Otros juegos imprescindibles con baraja española

Existen decenas de juegos de cartas españolas gratis con una larga tradición en nuestro país y también en Latinoamérica. Forzosamente, no hemos podido incluir todos en nuestro ranking de los 8 más populares, pero si te han gustado no dudes en asomarte a esta breve lista de otros juegos de cartas españolas divertidos que pueden regalarte horas y horas de entretenimiento.

  • Las siete y media: los participantes, que reciben el nombre de “puntos”, deberán alcanzar siete y media sumando las cartas de su mano. El primero en lograrlo se convertirá en la figura del “banquero”, encargado de repartir cartas en la siguiente ronda. Los ases valen 1 punto, la cartas del 2 al 7 valen lo que indican, y Sota, Caballo y Rey valdrán medio punto. 
  • El cuadrado: versión algo más compleja del juego del Burro. El objetivo: acabar formando un cuadrado con 4 cartas del mismo número. Se juega por parejas, que se situarán enfrentadas y deberán pactar una clave o gesto con el que comunicarse. 
  • Escoba: cada jugador recibirá 3 cartas mientras 4 se colocan, descubiertas, sobre la mesa. La finalidad del juego es conseguir 15 puntos mediante la Sota (vale 8 puntos), el Caballo (vale 9 puntos), el Rey (vale 10 puntos) o el resto de cartas (que valdrán lo que indiquen). Ganará aquel jugador que sume 15 puntos usando una de las cartas de su mano y las que están en la mesa. 
  • La brisca: el objetivo aquí es sumar más puntos que los demás a lo largo de las 8 rondas que dura la partida. Las cartas de mayor valor son la Sota, el Caballo y el Rey, conocidas como “Triunfos”. 
  • El chinchón: se repartirán 7 cartas a cada jugador; una carta descubierta se colocará en el centro y el resto boca abajo junto a dicha carta. El objetivo es formar escaleras o combinaciones de 3 y 4 cartas con el mismo valor. Forma parte de los típicos juegos de cartas españolas para dos pero puede admitir hasta 8 jugadores, que jugarán siempre individualmente. Conviene estar familiarizado con cierto vocabulario propio del chinchón. Curiosidad: a pesar de compartir su nombre con un famoso licor, el chinchón no es (necesariamente) uno de esos juegos de beber con cartas españolas. 
  • El solitario: aunque forma parte también de los juegos con cartas inglesas o de aquellos que se juegan con baraja francesa, en este caso descubriremos cómo jugar al solitario con baraja española: su mayor peculiaridad –y una de sus principales ventajas– es que es uno de esos juegos de cartas españolas para jugar solo. Funciona así: ordenaremos los naipes en 7 series o columnas mientras que ponemos el resto boca abajo en la zona superior de la mesa. El objetivo será organizar las cartas de las columnas en orden descendente, alternando rojas y negras y los 4 palos (oros, copas, bastos, espadas). Existen, de todos modos, muchos juegos de solitarios de cartas españolas gratis, tanto en versión física como online; te animamos a buscar y a encontrar tu modalidad preferida. 

 

Aviso: Todos los consejos dados en este artículo tienen un carácter meramente informativo basado en bibliografía sobre juegos de azar. Sin embargo ninguno de estos consejos garantiza ni es un elemento determinante para el éxito en la actividad del juego analizado. En nuestro blog tratamos temáticas relacionadas con el mundo de los juegos y los contenidos son informativos y no significa que tengamos disponible el juego, producto, utensilio, accesorio, etcétera…del que habla el artículo.

Sobre el Autor
Por

J. Torregrosa se formó en literatura y lengua españolas, además de graduarse en Sonido. Ha desarrollado paralelamente tareas de creación de contenidos y como sound designer. A través de la redacción y la estructura narrativa, y atento siempre a las últimas herramientas audiovisuales, nos explicará los claves, misterios y atractivos del juego en todas sus variantes; de las más tradicionales a las nuevas formas de juego en plena era digital.

Articulos Relacionados

Tom Horn: viejos juegos, nuevas slots

Golden Race, la joya de los juegos virtuales

Skywind, la marca con un enfoque 360

La ruletas electrónicas: tipos, ventajas y estrategias

Consejos y estrategias de ruleta europea

LNW, el ave fénix de las compañías de juegos

EGT, la compañía de juegos que no para de crecer

Hacksaw, juegos que miran al futuro

Merkur, juegos con tecnología alemana

Virus! Un juego de cartas contagioso