Los juegos de cartas son una parte integral de un casino online, en el que los juegos más populares a disposición de los clientes son el blackjack y el baccarat.

Ambos juegos se juegan con una baraja completa de cartas francesas, es decir, 52 cartas divididas en los cuatro palos que comprenden los corazones, las picas, los diamantes y los tréboles. Cada palo tiene 13 cartas que son A, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, J, Q y K.

Los naipes fueron inventados originariamente en China, donde se piensa que su primera aparición tuvo lugar en el siglo IX. Sin embargo, parece que las cartas de la baraja comenzaron a ser mucho más populares en el siglo XI, cuando existían diferentes tipos de juegos que se jugaban en toda Asia y que llegaron finalmente a Egipto.

Las primeras cartas de la baraja que llegaron a Europa fueron traídas por comerciantes italianos que las importaron desde Egipto, en sus palos figuraban los bastos, espadas, copas y oros que todavía aparecen en la baraja española. Cada palo contaba con 10 cartas de puntos y 3 figuras que eran el rey, un delegado del rey, y el tercero al mando.

LAS CARTAS DE LA BARAJA LLEGAN A EUROPA

Podemos estar bastante seguros de que las cartas de la baraja tuvieron su origen en la China Imperial, aunque no tardaron en llegar al sur de Europa, y hay documentos que indican que los europeos jugaban a juegos de cartas desde el siglo XIV. En torno a 1380, este juego estaba ampliamente extendido entre la aristocracia terrateniente de París y Florencia.

En aquel momento, no había un proceso generalizado de fabricación de naipes, por lo que estos se elaboraban manualmente, y solo las personas más ricas podían disfrutar del juego. Carlos VI de Francia fue uno de los primeros monarcas europeos en recibir una baraja de cartas.

Sin embargo, durante el siglo XV se desarrollaron procesos para fabricar naipes usando bloques de grabado tallados en madera. En Alemania surgieron fabricantes de cartas profesionales que eran especialistas en la creación de barajas, lo que permitió que un nuevo grupo de personas disfrutara de este juego.

El juego más antiguo del que se conservan las reglas es el Karnöffel. Este juego surgió en Baviera y tenía un formato bastante complicado en el que había un "palo elegido" que vencía a los otros palos según las circunstancias.

Cuatro hombres jugando a las cartas - historia de la baraja francesa

HOJAS, CORAZONES, CAMPANAS Y BELLOTAS

A medida que las cartas de la baraja se extendían hasta los países germánicos, se mantuvo el tema de los cuatro palos, pero aparecieron corazones en uno de los palos; también en esta época pueden encontrarse figuras de hojas, campanas y bellotas. Sin embargo, la influencia francesa hizo que los palos se convirtieran en trèfles (tréboles), carreaux (azulejos), cœurs (corazones) y piques (picas).

Cuando en Inglaterra empezó a disfrutarse de los juegos de cartas, los fabricantes de naipes adoptaron el diseño francés pero modificaron algunos detalles, y los palos de la baraja pasaron a denominarse tréboles, corazones, diamantes y picas. Inglaterra también fue el país responsable de hacer que las figuras mostraran un rey, una reina y una sota a la que se conoce normalmente como knave o jack en inglés.

A partir del siglo XVII, la figura de la sota cambió de knave a jack, ya que era más fácil distinguir esta última de la carta del rey cuando se utilizaban abreviaturas en las cartas. Es decir, la sota pasó de abreviarse como Kn (knave) a abreviarse como J (jack) para distinguirla de la K (King) de la carta del rey.

El rey era la carta de mayor rango de la baraja, aunque a finales del siglo XV con frecuencia se tenía a los ases en mayor consideración que la que correspondía simplemente a la carta de menor categoría de la baraja.

EL SURGIMIENTO DEL BLACKJACK

No es seguro, pero es completamente posible que el blackjack se originara en España, donde el juego se conocía en sus orígenes como veintiuna. El escritor Miguel de Cervantes escribió sobre jugadores en sus obras y en ellas figura el juego del veintiuno, para el que se utilizaba una baraja que no incluía ochos ni nueves.

También en España había un juego llamado "treinta y una", que en la práctica permitía a los jugadores tratar de llegar a un total de 31, aunque se podía utilizar un mínimo de tres cartas para conseguirlo.

También en Francia se jugaba hace siglos al blackjack, un estilo de juego para el que resultan muy adecuadas las barajas modernas. Sumar un total de 21 puntos con solo dos cartas solo puede conseguirse con uno de los cuatro ases de la baraja junto a una de las doce figuras.

Todavía hoy puede oírse hablar del juego de vingt-et-un, un juego que los casinos franceses adoptaron en el siglo XVIII y que se cree que deriva de otros juegos como Chemin de Fer y French Ferme.

El juego moderno del blackjack tiene sus orígenes en América, a donde fue llevado por los colonos para convertirse rápidamente en un popular juego de casino.

Después de todo, la sencillez del juego permitió que los jugadores entendieran fácilmente las reglas, y también es un juego social, que permite a los jugadores enfrentarse al croupier con la esperanza de vencerlo cada partida.

Sin embargo, los primeros formatos de este juego en América eran diferentes a las reglas modernas, y el croupier era el único al que le estaba permitido doblar inicialmente. Además, y de forma similar al póker, había una ronda de apuestas entre cada ronda de cartas, incluso aunque algunos jugadores hubieran decidido plantarse.

En 1931, Nevada fue el primer estado norteamericano que legalizó los juegos de azar, lo que hizo que los casinos se establecieran en esta región. En esta época, al blackjack todavía se lo conocía como 21; los casinos estaban ansiosos en atraer a clientes y les hacían ofertas especiales, como una mano que incluyera el jack de tréboles o el jack de picas, de ahí el origen del nombre blackjack.

Una baraja completa - historia de la baraja francesa

EL BOOM DEL PÓKER A LO LARGO DE LOS AÑOS

Juegos como el blackjack y el baccarat conllevan la toma de decisiones, pero por lo general dependen de la suerte y de la buena fortuna, en lugar de depender de un nivel auténtico de habilidad. Sin embargo, el juego del póker se diferencia en que la mano ganadora a menudo no es la mejor mano.

El póker moderno tiene su origen en los Estados Unidos. La primera evidencia de partidas de póker puede encontrarse en la región conocida como Deep South, o el Sur Profundo, en las riberas del río Mississippi. Estas partidas tuvieron lugar cuando los jugadores descubrieron que había una manera de disfrutar de este juego de manera colectiva sin necesidad de un croupier o un casino.

El póker tiene muchas variaciones, y las primeras partidas de póker se jugaban con una baraja de 20 cartas y cuatro jugadores: todos los jugadores recibían cinco cartas y apostaban para ver quién tenía la mejor mano posible.

El primer boom del póker propiamente dicho no tuvo lugar hasta la década de 1970, cuando el estado de Nevada y más concretamente Las Vegas, se convirtieron en el lugar donde se organizaban grandes torneos a los que los jugadores acudían en masa para competir por grandes cantidades de dinero.

Para ser exactos, las World Series of Poker empezaron en 1970, con Amarillo Slim y Doyle Brunson entre los jugadores que se convertirían en leyendas de la mesa de póker.

En los años 80, el juego del póker continuó siendo popular, y con la llegada del vídeo póker los jugadores pudieron jugar una partida y disfrutar realmente de efectos especiales, gráficos y sonidos. Añadió una nueva dimensión a los naipes, aunque a partir de este momento hubo una menor necesidad de cartas reales.

En los años noventa nació Internet, y Planet Poker organizó la primera partida de póker online con dinero real en 1998. La aparición de la Web Mundial aceleraría la popularidad del juego, y se redujo la necesidad de cartas reales.

La modalidad más popular de póker en línea es actualmente el Texas hold 'em, en el que cada jugador recibe dos cartas, y en el que después se reparten cinco cartas comunitarias que se colocan en el centro de la mesa. Cada jugador intenta conseguir la mejor mano posible con esa combinación de siete cartas, y apuesta en consecuencia.

Al igual que todos otros juegos de cartas, el póker de hoy en día se juega principalmente online, y son solo los casinos tradicionales o los jugadores que lo hacen por diversión los que necesitan comprar barajas de cartas producidas en serie.

EL ROMANTICISMO DE LAS CARTAS DE LA BARAJA

Las cartas de la baraja llevan apareciendo con frecuencia en el cine, la televisión y la música, desde hace décadas. También hay canciones cuyo título hace mención a las cartas como "Ace of Spades" de Motörhead y "Queen of Hearts" de Hank DeVito. También a lo largo de los años ha habido películas famosas en las que aparecían las cartas de la baraja, lo que hace pensar en varias de las películas de James Bond en las que hay al menos una escena que tienen lugar en el casino.

 

A menudo se representa a los casinos como lugares misteriosos que ocultan secretos, y en estas representaciones figuran regularmente las cartas de la baraja y el blackjack como juego predilecto. También hay cartas de tarot, que son un elemento importante en la película de Bond Live and Let Die, en la que estas cartas centenarias están estrechamente ligadas a la adivinación.

Articulos Relacionados
Jugar al Blackjack gratis y en español

Blackjack Online

Tabla de Blackjack

Ganar al Blackjack

Tapetes de Blackjack

En la mesa de black jack

Trucos del blackjack

Trucos y Trampas

El valor de las cartas de blackjack

Reglas del Blackjack

Cómo ganar al Blackjack con 10 métodos legales

Cómo ganar al Blackjack con 10 métodos legales

Conteo de cartas: no solo para Blackjack

Conteo de cartas: no solo para Blackjack

¿Cómo jugar un Soft 17 (17 suave) en el Blackjack?

¿Cómo jugar un Soft 17 (17 suave) en el Blackjack?

El futuro del edge sorting

El futuro del edge sorting

Edge Sorting: la carta más segura

Edge Sorting: la carta más segura