El blackjack es un juego tradicional de casino que se puede jugar online y que se ha hecho muy popular en todo el mundo.

Las reglas del blackjack son muy sencillas -debes intentar superar al crupier sumando una puntuación lo más cercana posible a 21. En algunas ocasiones, se deberá sumar 21 puntos para ganar, mientras que en otras es posible llevarse el dinero con una puntuación menor.

En el blackjack online con dinero, se puede escoger en jugar una sola mano en cada ronda, o bien jugar varias manos de manera simultánea en la misma mesa. Existe un límite de seis manos simultáneas, dotando al juego de un alto nivel de emoción y la posibilidad de que el jugador gane más dinero.

Dealer

¿CÓMO SE DESARROLLA UNA PARTIDA DE BLACKJACK?

Cuando juegues una sola mano por ronda, recibirás dos cartas boca arriba. Las cartas tienen su valor en puntos, excepto por las figuras (Rey, Dama, Jotas) que valen 10 puntos y el As, que puede tener el valor de 1 u 11 puntos.
Antes de que se repartan las cartas, deberás escoger el importe de la apuesta para esa mano. En algunos casos, y en función de las cartas que recibas, podrás seguir realizando apuestas durante la mano. Empieza con una apuesta de 2 euros.
El crupier te repartirá dos cartas boca arriba, y se repartirá otra, también boca arriba, para él.
Dependiendo del valor de tu mano, deberás escoger entre “pedir” (solicitar otra carta) o “plantarte” (no pedir más cartas). Queda en tus manos la decisión de “pedir” o “plantarte”, pero si superas los 21 puntos quedarás fuera de la mano.
Una vez satisfecho con la puntuación de tu mano, le llega el turno de actuar al crupier, que también “pedirá” o se “plantará” dependiendo del valor de sus cartas. El crupier está obligado a “pedir” hasta que tenga 17 o más puntos.

¿CUÁLES SON LAS MEJORES MANOS QUE SE PUEDEN RECIBIR EN BLACKJACK?

Cualquier combinación de dos cartas que sume 21 puntos, como A/K, A/Q, A/J o A/10, recibe el nombre del “blackjack” y es la mejor mano que puedes recibir en este juego.
Además, es la que más dinero te hará ganar, ya que la mayoría de operadores de casino online pagan el blackjack a 3/2, independientemente de la mano que obtenga el crupier. Si has apostado 2 euros en una mano, te llevarás 5 euros al ligar un blackjack.
Evidentemente, no vas a ligar blackjack en cada ronda. Con 20 puntos tienes muchas probabilidades de ganar al crupier. Sumarás 20 puntos con un As y un nueve, pero lo más normal es hacerlo con dos figuras o dos dieces. Tener una mano de 18 o 19 puntos es bastante alto, por lo que no deberías pedir ninguna carta adicional. Normalmente también es recomendable “plantarse” con 16 o 17 puntos, y “pedir” con puntuaciones inferiores.

blackjack

EMPATAR CON EL CRUPIER Y PASARSE

Es muy frecuente que el jugador empate con el crupier. En estos casos (exceptuando cuando el jugador liga “blackjack”), recibirás el importe de tu apuesta, sin beneficios ni pérdidas.
Cuanto mejor sea tu mano, mayores probabilidades de ganar al crupier tendrás. Recuerda que si te pasas de 21 puntos pierdes la mano y tu apuesta, aunque el crupier también se pase.

A veces es difícil evitar pasarse de 21 puntos. Por ejemplo, cuando tienes un 8 y un 4 que suman 12 puntos y el crupier tiene un Rey, significa que con un 3 o cualquier otra carta superior que él reciba te ganará.
Así, pidiendo una nueva carta cuando tienes 12 puntos te arriesgas a recibir un 10, una Jota, una Dama o un Rey, que harán que te pases y pierdas el dinero que hayas apostado en esa mano.
Por otro lado, si te plantas con 12 puntos y el crupier se pasa, ganarás lo mismo que ganaría un jugador que tenga 20 puntos, es decir, el doble de tu apuesta inicial.

¿CUÁNDO ESTÁ OBLIGADO EL CRUPIER A PEDIR CARTA?

¡Saberlo es muy importante! En casi todas las modalidades de blackjack online, el crupier debe pedir carta hasta que haya tenga 17 o más puntos. Una vez sume dicha puntuación, ya no podrá pedir más.
Si el crupier tiene 16 puntos, deberá pedir otra carta incluso sabiendo que tiene muchas probabilidades de pasarse. Es importante saber que el crupier es el último jugador en actuar en cada ronda, así que, si te pasas, siempre lo harás antes que él.
El crupier deberá pedir cuantas cartas necesite para superar los 16 puntos. Los jugadores, por su parte, escogerán en qué momento se plantan, independientemente de la puntuación que tengan.

¿CUÁNDO DEBO PEDIR CARTA Y CUÁNDO DEBO PLANTARME?

¡Esta es la pregunta del millón de dólares!
Cuando ligues un “blackjack” con tus dos cartas iniciales, el software del casino te pagará automáticamente.
Para cualquier otra mano, deberás tomar una decisión. Si tu mano suma 17 o más, la decisión más correcta es plantarse. Aunque un 17 parezca bajo, sólo mejorarás tu mano recibiendo un As, 2, 3 o 4.
Con 17, 18, 19, 20 o 21 puntos (que puedes lograr fácilmente con tres o cuatro cartas) plántate. No importa qué carta tenga el crupier, y tus probabilidades de ganarle son altas.
Si tienes 16 puntos, la mano se complica un poco. La carta a la vista del crupier es importante para la decisión que vayas a tomar. Si tiene una carta entre 2 y 6, vale la pena plantarse, ya que, aunque reciba otra que valga 10 puntos sólo sumará 16 puntos y estará obligado a pedir.
Con 13, 14 y 15 puntos, aplica el mismo criterio. Plántate si el crupier muestra una carta entre 2 y 6 puntos. Si su carta está entre el 7 y el As, deberás pedir y cruzar los dedos para no pasarte.
Si tienes una mano de 13 puntos y recibes un 2, tendrás 15 puntos. Aplica la misma regla, en función de la carta a la vista del crupier.

¿DEBO DIVIDIR PAREJAS Y DOBLAR LA APUESTA?

Además de “pedir” y “plantarte”, en la mayoría de modalidades de blackjack online, tienes otras opciones de juego como la de “dividir” parejas o “doblar” tu apuesta inicial, que sólo podrás utilizar en ciertas situaciones.
Podrás “dividir” tu mano si has recibido dos cartas del mismo valor. Si recibes una pareja de Ases, su valor inicial será de 2 o 12 puntos en función de si decides que asignarle el valor de 1 u 11 puntos.
Sin embargo, si divides los dos Ases, tendrás una doble opción de ligar blackjack o – en el peor de los casos- manos con un valor inicial de 11.
Al dividir tu mano, estarás realizando dos apuestas a la vez, ya que en realidad jugarás dos manos simultáneamente. Implica el doble de riesgo, pero ganarás el doble, así que dobla siempre que te encuentres con pareja de Ases o pareja de ochos.
La opción de doblar está permitida en una única mano. Si recibes una mano de 11 puntos, es una buena ocasión para doblar. Deberás hacerlo colocando en la mesa el mismo importe que la apuesta original, y el crupier te repartirá una carta más.
Al doblar, estarás limitado a una única carta extra. Te recomendamos no doblar nunca si la carta a la vista del crupier es un As.
Las manos que suman 10 u 11 puntos son ideales para doblar la apuesta y recibir una nueva carta que te acerque el máximo posible a los 21 puntos.